Las apariencias engañan... lo que ves no es un cuadro, es un 'cubata'

La estructura cristalina de las bebidas alcohólicas analizada a través de un microscopio depara imágenes que bien podrían pasar por ser obra de cualquier artista moderno. 

El mundo de las bebidas alcohólicas encierra una belleza inesperada. Más allá del gusto y el color característico de bebidas como la cerveza, el champán o combinaciones como margaritas o cubatas, estos productos encierran una peculiar belleza en sus estructuras, que vistas al microscopio podrían pasar por auténticas obras de arte.

 

La iniciativa ha sido de la página web BevShots, que ha querido comprobar la forma de las bebidas más populares a través de un microscopio. La idea ha conseguido resultados sorprendentes ya que las estructuras cristalinas de las bebidas ofrecen aspectos inesperados, que no se atribuirían a los líquidos originales normalmente.

 

En la prueba de BevShots se han analizado distintos tipos de cerveza, whisky, champán, combinados el margarita o los clásicos cubatas. Las capturas obtenidas después del análisis de esas bebidas a través del microscopio presentan distintas formas y colores, que sorprenden por su variedad.

 

Lo cierto es que el resultado de analizar las bebidas a través de microscopio en algunos casos son muy similares a auténticas obras de arte moderno. Como si de cuadros abstractos se tratasen, la estructura de la cerveza, de la piña colada o incluso del tequila se presentan como una auténtica explosión de color. El experimento demuestra que las apariencias engañan y que hasta un líquido transparente puede encerrar una explosión de color.