Las aceitunas de Las Arribes, afectadas por el 'estrés hídrico'

La falta de precipitaciones provocará un descenso de la producción estimado en un 30% porque la aceituna no se desarrollará en su esplendor.

El sector del aceite en la zona de Las Arribes reza para que las precipitaciones en forma de agua lleguen de una vez por todas ya que las aceitunas se ven afectadas por el fenómeno conocido como 'estrés hídrico'.

 

Esta denominación significa que necesitan agua para el correcto desarrollo de la planta y de las aceitunas que contarán con un menor tamaño, de lo que se deriva una menor producción final con destino a las almazaras de Ahigal de los Aceiteros.

 

No hay que olvidar que esta aceitería recibe producto de los olivareros de localidades próximas a Ahigal como San Felices de los Gallegos, Sobradillo o Lumbrales. Al menos eso es lo que indica Carlos González, responsable de dicha almazara de tan solo unos años de vida.

 

Además, los olivareros de Las Arribes poco a poco van transformando las hectáreas sembradas en ecológico con el fin de dotar aún de más calidad a un aceite que cuenta con la calificación de 'Virgen Extra' con una acidez de entre 0,1 y 0,2 grados, única en esta zona de la provincia.

 

Así, la producción se verá disminuida por la fañta de agua pero no la calidad de un aceite que goza de un gran prestigio y que cada vez tiene más aceptación en el mercado.