Las 5 claves de un currículum perfecto

Entrevista de trabajo

Tanto si es la primera vez, como si buscamos perfeccionar nuestro currículum, lo importante es que sea lo más visible posible para las empresas gracias a una redacción y maquetación adecuadas. Ahora,Google ofrece las claves para un CV perfecto.

El paro sigue siendo la principal preocupación de la población y destacar entre los millones de personas que buscan trabajo no es fácil. Tanto si es la primera vez, como si buscamos perfeccionar nuestro currículum, lo importante es que sea lo más visible posible para las empresas gracias a una redacción y maquetación adecuadas. Ahora,Google ofrece las claves para un CV perfecto.

 

Los expertos en Recursos Humanos de Google reciben más de 50.000 CV semanales y deben saber identificar el mejor talento de entre todos ellos. Partiendo de esa experiencia, Lazlo Bock, jefe de contrataciones de Google, da a conocer los errores más comunes y propone sencillas soluciones para evitar que el resumen de la vida laboral de los candidatos termine en la papelera.

 

1.  Busca la brevedad. Un currículum más largo no es sinónimo de un currículum mejor. Al contrario, la capacidad de síntesis será una de las capacidades mejor valoradas por la sección de Recursos Humanos de las empresas. Por eso, la regla de oro según el jefe de contrataciones de Google, Lazlo Bock, es escribir "una hoja por cada diez años de experiencia profesional". Para ello, debemos identificar previamente qué información debemos introducir en nuestro currículum: datos personales relevantes, formación específica y experiencia profesional.

 

En este sentido, hay que tener claro que el currículum únicamente debe servir para llamar la atención y conseguir que una empresa se fije en ti por encima de los demás aspirantes. Después, una vez concertada una entrevista, dispondrás de tiempo suficiente como para explicar tus aptitudes y talentos y explayarte en la información que quieras trasmitir. Por el contrario, si en el currículum has facilitado más información de la necesaria (datos que no son realmente relevantes) además de quedarte sin recursos en la entrevista, distraerás la atención de aquel que está leyendo tu currículum, que seguramente pasará a ver el siguiente perfil.

 

2.  Huye de las faltas de ortografía. Escribir un currículum no es una tarea que se realiza en cinco minutos. Normalmente, cuando alguien va a redactar un currículum le dedica todo el tiempo necesario para que quede perfecto y funcione desde el primer momento. Esa perfección que uno busca cuando redacta este tipo de documento es incompatible con las faltas de ortografía, que son motivo de eliminación directa en un proceso de selección.

 

Sin embargo, revisarlo constantemente y cambiar frases puede provocar que aparezcan más errores fruto de intentar alcanzar la versión perfecta, por eso, más que repensar, hay que pensar antes de empezar, tener claro lo que quieres poner y hacerlo con calma.

 

Igualmente, los errores como la falta de concordancia entre fechas o los documentos descuadrados son inadmisibles a la hora de solicitar un puesto de trabajo. Por eso, para revisar un currículum es necesario analizarlo en su conjunto, no por partes, para poder tener una visión general e incluso mandárselo a alguien de confianza para que se lo lea y nos diga cuál es su impresión.

 

3.  Prohibido mentir o divulgar información confidencial. Mentir en el currículum es algo bastante habitual que se suele hacer al indicar, por ejemplo, el nivel de idiomas, las aptitudes o el manejo de las nuevas tecnologías. El problema es que las mentiras, en un currículum, tienen una vida muy corta. En una primera entrevista, incluso en un primer contacto por teléfono, esa mentira puede quedar al descubierto y acabar con toda tu credibilidad. Por eso, lo mejor es ser sincero y potenciar lo que realmente sabes hacer.

 

Igualmente, es importante no divulgar información confidencial de las empresas en las que has trabajado. Para una empresa, que compartas datos de otra empresa se traduce  en justificada desconfianza, un punto que va a jugar en tu contra.

 

4.  Evita el diseño y la maquetación original. Los colores chillones y las maquetaciones originales a veces no ayudan a mejorar tu currículum. A menos que el trabajo que buscas exija un alto nivel de creatividad, los expertos en Recursos Humanos del buscador coinciden en que el currículum perfecto se realiza con una maquetación tradicional porque ayuda a los entrevistadores en su trabajo de selección. Por el contrario, otro tipo de diseño más creativo pero menos formal sirve para distraer la atención hacia los colores en lugar de orientarla hacia la información realmente importante del currículum.

 

5.  Incluir los datos indispensables. A veces puede parecer suficiente con mencionar las empresas en las que has trabajado y los puestos que has ocupado. Sin embargo, sin una descripción precisa de las funciones que has realizado en cada uno de ellos, las empresas no pueden hacerse una idea de las áreas en las que has desempeñado tu trabajo ni de aquellas cosas que sabes hacer. Además, proporcionar datos numéricos y explicar cómo los conseguiste alcanzar, ayudará a aportar más credibilidad a tus logros, que, en el fondo, serán tu tarjeta de presentación.