Lapeña: "Kosice no es mejor pero sí tiene más hambre, hoy por lo menos"

Crítico con su equipo, sobre todo con su actitud y la falta de 'hambre' que sí vio en Kosice. Así se mostraba Victor Lapeña al finalizar el encuentro. 

Comenzaba Lapeña hablando de cómo fue el partido y reconoció que es una derrota dura "porque es muy difícil estar constantemente contra un equipo que te está anotando. La alegría en el juego ofensivo viene por tu dominio del rebote defensivo, por salir rápido al contraataque, por jugar contra un equipo que mete constatemente. Cuando esto pasa o tienes un porcentaje altísimo o nada. Apartede  estar diez abajo y estar todo el rato sacando bajo el aro ante una defensa como la suya, se te hace muy cuesta arriba".

 

Pasaba después a poner los 'peros' al trabajo de su equipo. "No hemos encontrado el punto defensivo adecuado. Sus jugadoras claves han anotado desde donde saben anotar y han tenido un control del rebote que es donde han tenido varias opciones. Hay que cambiar mucho en defensa, encontrarle el punto adecuado para volver a Kosice", señaló.

 

Fue un encuentro que recordó, al menos en sus primeros instantes, al disputado ante Girona "Muy parecido con un par de contraataques claros de inicio y no hemos podido aprovecharlos. El nivel de concentración depende de uno mismo, no puedo echar la culpa a  nada que no sea que tengas el hambre necesario para pelear por lo que había en juego y hoy hay que darle la enhorabuena a las jugadoras de Kosice porque ellas han demostrado que tenían las ganas de luchar y tenían claro que la eliminatoria querían finalizarla aquí", dijo.

 

Cree que Avenida podría haber hecho más "sólo con haber estado mejor en defensa donde sus jugadoras claves son buenas y con el dominio de rebote para jugar más alegre y seguro que así se puede dar un partido más claro a un final apretado".

 

No le sorprendió Kosice "porque sí tenía claro que iban a estar con el cuchillo entre los dientes y las líneas muy cubiertas. Nos han provocado muchas pérdidas de balón y al final el marcador es casi anecdótico. No me sorprenden porque están como están y han ganado a potencias y para nosotros ponernos a ese nivel hay que multiplicarnos en todos los esfuerzos. Un Kosice contra una defensa como la que habitualmente tenemos no sería el mismo", avisa. 

 

Elogió el ambiente local que espera que sea parecido en Würzburg. "Ese aliento que han tenid,o esa alegría cuando robas un balón, cuando coges un rebote y sales, eso te da muchas veces que te lleve tu afición volandas. Tenemos que ser maduros y fuertes mentalmente para ganar en casa porque Kosice no es mejor, tiene más hambre, hoy por lo menos".