Lapeña: "Esperaba sacrificio porque así se lo había pedido"

Contento porque el equipo respondió como esperaba. Más crítico con su propia labor y poco sorprendido por la actuación de Currie, así se puede resumir el estado de áninmo de Lapeña tras finalizar el encuentro. 

Satisfecho por el partido de su equipo y por el nivel ofrecido después de una semana de trabajo, Víctor Lapeña se refería así a lo visto sobre la pista de Würzburg. “Esperaba que el equipo se esforzara tanto como se ha esforzado hasta el punto que me viene a la cabeza la lesión de Isa. Es la nota fea del partido. Esperaba sacrificio en la pista porque así se lo había pedido”. La clave estaba en ser duras pero sabiendo utilizar las propias armas. “No querer ponerse a su nivel, usar la inteligencia, aprovechar lo que te deja la Euroliga. Ahí es donde no sabía yo si se podía volver en nuestra contra. Se ha dominado bien porque son muy buenas jugadoras física y mentalmente”.

 

Todos los parabienes hacia sus jugadoras se convierten en crítica hacia su propio trabajo. “No me he visto bien. Es mi primer partido y no conozco suficiente a las jugadoras para conocer sus gestos y en algunos casos no he respondido bien porque a veces he pedido algo que no me han dado después de fallar y ahí tengo que mejorar mucho. Nos queda un mundo”.

 

Ahora no quiere parar a pensar en otros resultados de otros partidos. “Disfrutemos y aprovechemos estos días hasta el encuentro frente a Rivas para seguir preparándonos bien". 

 

Sobre el partido de Currie dijo que es fruto "del talento que tiene que tiene, como el resto de sus compañeras. Con ellas acabo pronto el entrenamiento. Tiene cosas que debe mejorar pero tiene tanto talento que tenía que ser titular porque no duda. El esfuerzo del club, visto lo de hoy, por traerla es tremendo”. 

Lapeña felicita a Marta Xargay durante el encuentro que enfrentó a Avenida con Mondeville