Lapeña: "En la Copa cualquier favoritismo no sirve de nada"

¿Cómo llega el equipo a la Copa?, ¿qué aprendió de la derrota del año pasado?, ¿le gusta o no le gusta el rival?, ¿qué piensa de Mingo Díaz? A eso y a más nos responde Víctor Lapeña, entrenador de Perfumerías Avenida. 

Ilusionado, como en la primera, aunque el entrenador de Perfumerías Avenida asegura que a esta segunda cita con la Copa de la Reina llegan mejor "sobre todo porque veníamos de un gran desgaste físico y mental y estábamos fundidos. Este año llegamos con energía todos". De hecho reconoce que posiblemente ahora el equipo esté en el mejor momento. "Cualquiera que tengamos en pista va a estar al máximo nivel seguro".

 

A vueltas con el papel que le toca jugar a su equipo dentro de las quinielas para este torneo, también es de los que se toma con naturalidad ese supuesto papel de favorito. Sabe que esa condición en la Copa vale hasta el momento que se da el pitido inicial. "Es como siempre. Los números, el que el equipo vaya líder, que esté jugando el mejor baloncesto indica eso pero es la Copa y cualquier favoritismo no sirve de nada. Hay que hacerlo bien allí y dar nuestro nivel".

 

Analítico hasta el extremo, Lapeña ha repasado mucho lo que sucedió en su anterior experiencia. "Me enseñó sobre todo lo relativo al prepartido. Hemos aprendido a dosificar más todo y el previo lo hemos hecho muy bien. También hemos trabajado la capacidad mental del jugador en el momento difícil".

 

No quiere ir más allá del primer partido y en Gran Canaria nos centramos hablando sobre si con el tiempo se puede hablar de que la derrota en Würzburg puede ser un factor a volver a favor. "Ahora digo que nos vino estupendamente. Primero porque fue doloroso por las circunstancias y que se unió el peor partido en Würzburg durante todo el año. Nos dejó tocados y desde el momento que nos tocó Canarias todos nos miramos pensando en que sabíamos lo que teníamos que hacer. Conocemos sus virtudes y vamos a intentar no fallar".

 

Enfrente tendrán un buen equipo y a una gran jugadora, una de las sensaciones del campeonato, Astour Ndour. ¿Hay forma de pararla? "Las grandes jugadoras como Astou aparecen en estos campeonatos y sólo hay que ver su rendimiento en las categorías inferiores de la selección. Desde luego que hay que tener una atención especial. No la he tenido pero llevo años analizándola y conozco su trabajo. Vamos a intentar que tenga un mal día".

 

Y, por supuesto, Lapeña habla de su 'rival' en el banquillo de enfrente. "De Mingo puedes destacar todo. Lo primero reconocer lo que ha hecho por el baloncesto femenino, tanto él como su mujer y su club y siempre jugar contra él es muy complicado. Lo importante es que me veo con capacidad para preparar a mi equipo para intentar ganar al equipo de Domingo".