Lanzarote presume de cultura en los barrios con el DA2 y el CAEM

Julián Lanzarote prosiguió ayer por quinto fin de semana consecutivo con su repaso ante la sociedad salmantina de la transformación que, a su juicio, ha experimentado la ciudad durante su mandato al frente del Ayuntamiento (1995-2011).
J. Romero

En esta ocasión, Lanzarote se detuvo en los cambios ejecutados en la zona este, barrios de El Rollo, San Isidro, Prosperidad, Puente Ladrillo, Delicias y La Fontana. Arropado por los ediles Salvador Cruz, Fernando Rodríguez, Pilar Fernández Labrador, Francisco Albarrán, Emilio Arroita, Cristina Klimowitz, Clarisa Molina, Juan José Hernández Araújo y Rubén Sánchez Parazuelo, el alcalde se centró en dos aspectos principales en la modernización de esta parte de la ciudad: la cultura y el urbanismo. Lanzarote destacó, de esta manera, la ejecución de tres grandes edificios culturales fuera del centro histórico:el DA2 (Domus Artium 2002), el CAEM (Centro de las Artes Escénicas de la Música) y el Museo del Comercio, el primero de estas características en la región.

El alcalde enfatizó los logros propiciados por el DA2 y el CAEM, impulsados por la celebración de la Capitalidad Cultural Europea en el año 2002. “Han mantenido una programación estable siguiendo el modelo de descentralizar la cultura”, destacó. Junto con este avance artístico, el primer edil salmantino resaltó que la construcción del DA2 y del Museo del Comercio permitieron, además, recuperar edificios que estaban en desuso dotándoles de una nueva utilidad. Así, el DA2 se levantó sobre la vieja cárcel provincial y el Museo del Comercio sobre las dependencias de los Bomberos que escondían en el subsuelo aljibes de finales del siglo XIX. Lanzarote no olvidó, además, el compromiso de Salamanca con el arte contemporáneo. Un refrendo plasmado en el DA2 pese a que León, con el Musac, se quedara con el principal museo de este carácter en la región.

Junto con esta apuesta por la cultura fuera de los escenarios tradicionales del centro de la ciudad, el regidor salmantino subrayó la transformación urbanística de la zona este en los últimos dieciséis años. “Había grandes carencias y se han mejorado las comunicaciones y la fluidez del tráfico”, incidió Lanzarote. El alcalde citó como ejemplos más claros la construcción de un nuevo vial entre el puente Juan Carlos I y la calle Jamaica, “que vertebra el este y permite la unión con el norte y la zona transtormesina” de Salamanca, el bulevar de La Milagrosa, un proyecto “capaz de cambiar por sí solo la fisonomía de un barrio”, el ensanche del Camino de las Aguas, la reforma de la plaza de El Rollo, el reciente desdoblamiento del Túnel de la Televisión y el impulso a la inminente supresión del viaducto de la calle Jardines, que comenzará en el próximo mes de marzo con la colaboración de la Junta.

En el repaso a los cambios efectuados en los barrios de la zona este, Lanzarote tampoco desdeñó reseñar las urbanizaciones de “numerosas calles”, desde la reciente reforma de la plaza de Trujillo hasta la remodelación de las escaleras de la calle Uruguay o las mejoras del firme en la prolongación de Vergara, denominada ahora avenida de las Artes, Camino de Moriscos y Cordel de Merinas, entre otras. Una transformación que ha llegado al subsuelo con la renovación de las redes.