Lanzarote e Insa, galardonados por la Cámara de Comercio e Industria

El ex alcalde y la empresa tecnológica han recibido las Medallas al Mérito Empresarial por sus “aciertos” como gestor municipal y su “apuesta” por Salamanca, respectivamente
La entrega ha tenido lugar esta mañana en un acto en la sede de la institución cameral, que como viene siendo habitual se celebra en la festividad de San Juan de Sahagún. Entre los asistentes distintas autoridades como el actual alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, el subdelegado del Gobierno, Jesús Málaga, y la presidenta en funciones de la Diputación, Isabel Jiménez.

También, presidiendo el acto, el máximo responsable de la Cámara de Comercio, Juan Antonio Martín Mesonero, quien ha destacado los méritos de los dos premiados a lo largo de sus trayectorias en la provincia.

El Presidente de la Cámara ha destacado de Lanzarote sus 16 años al frente del Consistorio capitalino “con sus aciertos y sus errores”. “Ha dedicado mucho tiempo de su vida a Salamanca” y han sido cuatro legislaturas como primer edil con mayoría absoluta, ha añadido.

En cuanto a Insa, Martín Mesonero ha agradecido a su directora general, Pilar García Ceballos, que la entidad apostase por Salamanca para su implantación en la Comunidad, “creando puestos de trabajo” y con una progresión “mucho más grande” para el futuro.

Lanzarote, quien ha recordado que entró a trabajar en la Cámara en 1981, ha señalado que la institución cameral es su “casa” y que ahora, tras sus años en el Ayuntamiento, regresará para trabajar en ella.

Sobre la medalla, el ex alcalde ha reconocido sentirse “emocionado” por el reconocimiento de sus conciudadanos y le ha servido para recuperar “muchos recuerdos que se agolpan en la memoria”.

García Ceballos ha destacado que es “un tremendo orgullo” para la empresa recoger la medalla después de algo más de tres años con un centro tecnológico en Aldeatejada. Durante este tiempo, en palabras de la directora general, ha crecido hasta tener en la actualidad 320 trabajadores “con novación de seguir creciendo y dotándose de talento”.

Este centro, único en Castilla y León, ha sido posible gracias al apoyo de Iberdrola, las instituciones y las dos universidades de Salamanca, tanto la pública como la Pontificia, que “ha dotado de talento” al proyecto.