Lágrimas de Champions para el Sevilla

Fue una noche aciaga para el Sevilla, que vio acrecentados sus problemas lejos del Sánchez Pizjuán. Dice adiós a la Champions de una manera muy dura.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

BORUSSIA MÖNCHENGLADBACH: Sommer; Korb, Christensen, Nordtveit, Wendt; Traoré (Drmic, min.13), Dahoud (Schulz, min.79), Xhaka, Johnson (Elvedi, min.87); Raffael y Stindl.

  

SEVILLA FC: Rico; Coke (Mariano Ferreira, min.83), Rami, Kolo, Trémoulinas; Krychowiak, Krohn-Dehli (N'Zonzi, min.64); Vitolo, Banega, Konoplyanka; y Gameiro (Llorente, min.76).

 

GOLES.

 

   1-0. Min.29, Stindl.

   2-0. Min.68, Johnson.

   3-0. Min.78, Raffael.

   3-1. Min.82, Vitolo.

   4-1. Min.83, Stindl.

   4-2. Min.90+1, Banega.

  

ÁRBITRO: Damir Skomina (SVN). Amonestó a Dahoud (min.50), Drmic (min.84) en el Borussia Mönchengladbach y a Banega (min.35) en el Sevilla FC.

 

ESTADIO: Borussia Park.

El Sevilla FC ha perdido este miércoles ante el Borussia Mönchengladbach en el Borussia Park (4-2), en partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga de Campeones, una noche en la que ha dicho adiós a esta 'Champions' de una forma dura al caer estrepitosamente ante unos alemanes que llegaban colistas y que ahora tienen en su mano el ir a la Europa League, y es que los sevillistas están ahora cerca de decir adiós a Europa, incluso a la competición de la que son dobles vigentes campeones.

  

Fue una noche aciaga para el Sevilla, que vio acrecentados sus problemas lejos del Sánchez Pizjuán. En Liga sufren, pero en Europa más todavía, y la dura derrota de esta noche les deja ya fuera de la 'Champions' a la que con tanta ilusión llegaban y, además, les puede dejar también fuera de una Europa League que, aunque sueño menor, era el objetivo secundario.

  

Ahora deberán esperar a la última jornada para ver si logran un billete agónico para la segunda competición continental. El Borussia será ahora tercero con 5 puntos y el Sevilla se queda colista, con 3. Así, los alemanes tienen todo a favor para ir a la Europa League por mucho que visitará al Manchester City, clasificado pero que intentará ser primero tras perder este miércoles ante la Juventus (1-0). Por su parte, el Sevilla buscará el milagro ante la 'Juve' en el Sánchez Pizjuán.

  

Justo al final del partido Éver Banega maquilló el resultado y desinfló la goleada del Borussia con un gol de penalti. Pero su gol, y el de Vitolo en el '82 que era el del pundonor a ocho minutos del final, llegaron demasiado tarde. Antes tuvieron ocasiones, menos que los locales, pero de tener acierto antes podría haber cambiado, y mucho, este partido.

  

La realidad fue que el Mönchengladbach salió en tromba y se encontró a un Sevilla mal colocado, demasiado débil atrás, que se llevó un repaso por parte de un Borussia que sigue alargando su racha de diez partidos ya sin perder. Además, ha logrado su primera victoria en esta 'Champions' y ha acabado con uno de sus 'verdugos', pues el Sevilla había sido superior en los últimos enfrentamientos, como en el 3-0 de la primera vuelta.

  

Por lo menos, este 4-2 sumado al resultado del Sánchez Pizjúan deja al Sevilla con el 'average' a favor, por lo que en caso de que el Borussia empate y el Sevilla gane en la última jornada y queden empatados a 6 puntos, serían los de Unai Emery quienes fueran a la Europa League. Pero huele a utopía, y más cuando el objetivo de esta noche era sellar el pase con una victoria.

  

No empezó bien el Sevilla, pues el Borussia, que salió a bombardear a Rico, ya puso a prueba hasta en tres ocasiones al portero canterano en apenas 8 minutos de juego. En el 'toma y daca' también tuvo ocasiones el Sevilla, por vía de Gameiro y, sobre todo, de Konoplyanka, quien vio en el minuto '19 cómo Sommer le sacaba el primer gol, el que habría cambiado todo. Pero fue incapaz de marcar el Sevilla, y el Borussia sí encontró el camino al gol. Abrió la lata y la cerró Stindl, una pesadilla, igual que el inquieto Raffael o el 'cerebro' de Xhaka.

  

Fue imposible parar las ofensivas de los alemanes, mientras que al Sevilla la inspiración le fue tardía. La sensación era de 'quiero y no puedo', y los goles llegaron tarde. Además, la victoria local pudo ser todavía mayor, pues Sergio Rico fue el mejor de los hispalensese, sacando balones clave que finalmente, en conjunto con los tantos, permitieron al Sevilla retener ese 'average'.

  

Pero Rico no pudo hacer nada cuando un disparo lejano de Xhaka lo remató a la red Stindl, que entró solo sin que ningún defensor le hiciera la cobertura. El guardameta, que no llegaba la trayectoria del centro-chut, no pudo más que mirar cómo entraba el balón. Ese primer gol desencadenó que el guión del partido se torciera para el Sevilla.

  

Aunque Konoplyanka volvió a tener el gol en sus botas, del empate se pasó al 2-0 cuando Fabian Johnson, que recibió un gran balón de Korb cambiando el juego de lado a lado, marcó. Con temple, recortó a Coke para acomodarse el balón a la derecha y superar por el palo largo a Rico, que poco después evitó el tercero y, superado, ya no pudo hacer nada para detener la avalancha. La puntilla llegó, por fin, con Raffael, quien recibió bien de Stindl dentro del área, controló y tras valorar la situación optó con éxito por batir por bajo a Rico, desesperado

  

El Sevilla logró el gol del pundonor a ocho minutos del final por vía de Vitolo, que levantó muy bien, con precisión de cirujano, el balón por encima de Sommer para dar esperanza al Sevilla. No demasiada, pues se veía ya fuera, pero como mínimo ponía el 'average' a favor. Y, tras el segundo gol de Stindl, ahora de lejos con un latigazo tremendo con efecto que acabó por enterrar las ilusiones sevillistas, llegó el penalti que transformó Banega. Ahora, a cruzar dedos y a mejorar mucho para poder tener la fortuna de ir a la Europa League.