Laborda: "Salamanca está libre de problemas de acoso escolar"

El director provincial de Educación analiza el comienzo del curso escolar siendo muy crítico con las nuevas aperturas de centros que luego funcionan a "medio gas" y asegurando que en temas de acoso en la provincia: "En cuanto se detecta algo, automáticamente se actúa", aunque "algunos padres han complicado la situación".

Imagen de Jesús Laborda, consejero de Educación, durante la entrevista (Fotos: De la Peña)

Jesús Laborda Melero, director provincial de Educación en Salamanca desde 2014, analiza con TRIBUNA el inicio del curso escolar 2016/2017, que se ha visto salpicado por algunas polémicas

 

Las reválidas provocaron manifestaciones en Salamanca el pasado 26 de octubre, aunque Laborda asegura que "cualquier prueba que sirva para analizar la situación en la que nos encontramos y detectar los problemas que tenemos para poder corregirlos desde muy tierna edad, no solo es buena sino que es necesaria", al respecto.

 

"Las pruebas son un mero análisis de la situación. Son como radiografías en el médico. Son pruebas que unifican criterios y creo que no vienen mal, nos ayudan a mejorar", añade el responsable de Educación en la provincia.

 

laborda educacion junta salamanca laborda educacion junta salamanca

 

"Las AMPAS me hicieron llegar su oposición sobre este tema en su momento. Pero hay que tener en cuenta que las AMPAS son un grupo amplio y complejo. Hay padres que están de acuerdo y padres que no", añade sobre esta polémica Laborda. "Hay que ver la parte constructiva que mejore el desarrollo de los alumnos".

 

Otro de los temas más controvertidos en este inicio de curso ha sido la cantidad de deberes que deben mandarse a los escolares para que realicen en sus casas. "No puedo pronunciarme como responsable de la consejería de Educación, pero sí quizá a título personal puedo decir que creo que un hábito de trabajo en los niños es necesario y sí lo consideramos como buenas costumbres, como algo útil y necesario. Otra cosa es la cantidad de esfuerzo que deban dedicar. Por tanto, quizá en este tema, un término medio sea lo ideal", asegura Laborda.

 

"Que un niño prepare lo que va a dar al día siguiente es muy útil a la hora de tener dudas y plantearlas al docente. Es una manera de agilizar el trabajo", añade al respecto el que fuera director del instituto salmantino Lucía de Medrano.

 

laborda educacion junta salamanca

 

En cuanto a la situación del edificio de Educación Especial del Reina Sofía en la capital charra, Laborda asgura que "este tema es complicado, porque el edificio es de la Diputación y nosotros solo tenemos la parte educativa. Tendremos que estar en contacto con ellos para solucionarlo", añade.

 

"Hemos gastado desde la Junta en mejoras 437.000 euros desde que lo tenemos cedido. Es un edificio que necesita muchísimos cambios, pero que no está en situación de abandono, pero es un pozo sin fondo porque es un edificio muy antiguo", reconoce.

 

En cuanto a las demandas de algunas localidades, sobre todo del alfoz, de nuevos centros, Laborda es muy claro: "Los pueblos del alfoz han crecido en su momento, pero no están creciendo más. Gastar dinero en nuevas creaciones y luego tenerlas medio vacías… hay que optimizar los recursos humanos y materiales", añade.

 

"En Carbajosa, por ejemplo, se ha reducido el número de alumnos. De hecho un centro que tenía línea 2, se ha reducido a línea 1. Por eso hay que valorar mucho la situación particular de cada caso antes de una apertura nueva. Hay que recordar que ese dinero sale de los impuestos, es muy duro tener un centro abierto a medio gas o cerrarlo después".

 

Sobre los centros que cierran, Laborda asegura: "El problema lo tenemos en la natalidad. No hay niños, es triste pero es la pura realidad. Es duro, pero afortunadamente todos los niños tienen una oferta educativa en un pueblo de al lado, más grande… Hay que elegir entre organizarnos y juntar varias localidades para tener clases más amplias o los dejar colegios con clases casi individuales… es un tema que hay que valorar".

 

Los servicios que, en cambio, Jesús Laborda asegura que hay que reforzar son lo de comedores escolares y madrugadores: "Más de 4.000 alumnos usan los comedores escolares, cuya tendencia va en alza porque es cómodo para los padres que los niños comen una comida de calidad y ordenada, es una magnífica oferta la que hace la Junta. Muchos de esos niños, además, están subvencionados porque el baremos ha cambiado. Son servicios a reforzar porque tratamos de facilitar la vida a los padres y la vida así nos lo demanda", apunta.

 

Por último, en cuanto al acoso escolar en las aulas, Laborda es tajante: "No tenemos casos significativos en Salamanca. La provincia está libre de este problema y podemos decir que la convivencia escolar es muy buena. Además, no todo lo que a lo mejor algunos pueden considerar acoso escolar lo es".

 

"En cuanto se detecta algo, automáticamente se actúa. En todas las reuniones con los directores decimos siempre lo mismo: no tenemos problemas en Salamanca pero deben estar vigilando constantemente y en cuanto puedan notar lo más mínimo que  pudiera existir un inicio de acoso escolar automáticamente hay que actuar y corregirlo. Afortunadamente no hemos tenido grandes problemas, lo que no quiere decir que no tengamos que poner la máxima atención. Es prioritario para nosotros que los niños estén a gusto en los centros y se respeten", dice. Además, Laborda señala: "Ojo que hay que tener en cuenta que algunos padres han complicado la situación". 

 

laborda educacion junta salamanca