La zaga pasa de línea intocable para Cano a ser su rompecabezas

RETOQUES. Si se confirma la baja de Moratón son múltiples las alternativas que tiene el técnico
Teresa sánchez
Ala una del mediodía de hoy está previsto que se reuna el Comité de Competición que debe decidir si fue o no la segunda cartulina amarilla que vio Moratón y, en consecuencia, si finalmente debe cumplir un partido de sanción. Si el recurso remitido por la UDS surtiera efecto eso le garantizaría al equipo la presencia de un jugador vital y libraría a Óscar Cano de un quebradero de cabeza para componer su defensa.

Un auténtico rompecabezas porque las alternativas por las que puede optar el míster blanquinegro son numerosas y apenas ha ofrecido pistas. En la sesión de ayer se pudo observar como durante algunos minutos alineó una zaga compuesta por Sito Castro y Zamora en los laterales mientras que en el centro de la zaga situó a Anaitz Arbilla junto a José Ángel. Si el míster no decide mover piezas y desplazar a los jugadores que ha venido jugando en las alas de la zaga en las últimas jornadas, el canterano es el que más opciones tiene de entrar.

Eso, siempre y cuando la reaparición de Alex Goikoetxea no se produzca antes de lo pensado. El futbolista completó ayer casi toda la sesión junto al resto de sus compañeros y al final de la misma estuvo unos minutos charlando con Cano. Ni uno ni otro aclararon después demasiado sobre sus posibilidades de jugar. “Poco a poco hago más cosas y no siento dolor. Físicamente me encuentro bien y yo al final me limito al trabajo que me mandan todos los días. No digo ni que sí ni que no”, señaló el futbolista. “No sabría decir si podría jugar con una protección”, remarcó.