La XXIII Subida Charra a La Covatilla calienta motores para el 10 de septiembre

Img 0339def detail

La escudería ORDEMOTS reclama una mayor importancia a nivel nacional de esta Subida Charra, que es valedera para los campeonatos de Castilla y León de montaña para escudería de asfalto.

Un año más los amantes del automovilismo deportivo tendrán una cita en la carretera de subida a la estación de esquí de La Covatilla, desde la localidad salmantina de La Hoya -del km 1,6 al  Km. 5,8- para disfrutar de una jornada en la que la protagonista es la velocidad.

 

Los pilotos recorrerán las 22 curvas que componen este recorrido a partir de las 15 horas del sábado día 10 de septiembre, aunque desde las 9 de la mañana podrán efectuar las revisiones técnicas y administrativas para que todo esté en perfectas condiciones.

 

A las 20:30 horas se procederá a la entrega de premios en la plaza Santa Teresa de Béjar. Se otorgarán premios a los 10 mejores clasificados en turismos y a los 10 en monoplazas. Cada clase (por cilindrada) tendrá tres trofeos especiales patrocinados por la Fundación Gómez Planche-Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, concedidos a los 3 clasificados en vehículos de más de 25 años o históricos.

 

Además, este año la mención especial irá dirigida a Andrés Vilariño por sus numerosas victorias, ya que ha sido 5 veces campeón de Europa y 6 de España en pruebas de montaña y un año campeón de la Federación Internacional.

 

La prueba, que es válida para los campeonatos de Castilla y León de montaña para escudería en asfalto, contará con 40 equipos y 400 participantes, según han señalado hoy el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena;  el  director del Museo de Historia de la Automoción, Luis Miguel Mata; y el responsable de la Escudería ORDEMOTS, Jaime Briz, encargada de la organización del evento.

 

Aunque, según ha afirmado Briz, esta carrera es de gran renombre dentro de Castilla y León, les gustaría tener más medios para poder acceder al Campeonato de Europa, ya que consideran que es una carrera a la altura de este evento.

 

Para poder participar en la prueba se necesitan las licencias de piloto y concursante expedidas por la Federación de Automovilismo de Castilla y León para el año en curso, con sus seguros correspondientes de mutualidad deportiva.

 

En total, la organización la forman 165 personas además de 22 comisarios de ruta, que con banderas de distintos colores anuncian el estado de las siguientes curvas o avisan de cualquier posible peligro. También se cuenta con otras personas de apoyo y con un completo servicio de asistencia.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: