La Vuelta a Salamanca, cerca del adiós

Los recortes de la Diputación, junto con la subida de tarifas dejan a la ronda charra a punto de no salir en septiembre o hacerlo con menos días de competición

La Diputación de Salamanca ya ha anunciado los ajustes económicos que va a llevar a cabo este año con las entidades con las que tiene firmados convenios de colaboración, como el C.D. Albense, el C.D. Baloncesto Avenida; el Grupo Ciclista Salmántica y el C.D. Guijuelo, "en su condición de clubes de alta competición".

La Vuelta Ciclista a Salamanca - Gran Premio Diputación tiene un presupuesto total de 100.000 euros, del que la Salina cubre el 36%, más la cartelería y trofeos (que no sobrepasan los 2.000 euros). En el caso de que la ayuda institucional desaparezca o descienda por debajo de unos mínimos, los organizadores son conscientes de que ya este año no podrá salir.

La carrera poco puede recortar en personal, ya que nadie cobra en la ronda charra salvo los ciclistas y los jueces. Lo conductores de los coches, las personas que montan las salidas y metas o los motociclistas que señalizan las etapas no tienen ninguna remuneración.

Sin embargo, los hoteles donde se hospedan los equipos o las tarifas que hay que pagar suben cada año y por debajo de esos 100.000 euros no se puede salir.

23 años disputándose de manera ininterrumpida

De hecho, los organizadores ya han pensado incluso en reducir el número de días de competición, ya que siempre se disputan 5 etapas (del 4 al 8 de septiembre) para tratar de dar continuidad a una carrera que se celebra de forma ininterrumpida desde hace 23 años, momento en que comenzó a organizarla el Grupo Ciclista Salmántica.

Y es que como desde dentro de la organización se presiente: "Si no se hace un año, se va a perder".

Salamanca está a la cola de la disputa de carreras ciclistas en Castilla y León, ya que únicamente hay una provincia en la región que celebra menos pruebas que la charra y es Soria.