La Virgen de la Caridad y el Consuelo ya está en casa

La imagen de la Virgen de la Caridad y el Consuelo, con el escultor cordobés Francisco Romero  Zafra (Foto: I. C.)
Ver album

La segunda imagen titular de la Hermandad de Jesús Despojado fue bendecida en la Purísima para salir a las calles de Salamanca por primera vez y descansar ya junto a Nuestro Padre en San Benito.

La lluvia incesante que desde la noche del viernes caía sobre Salamanca se detuvo de repente en torno a las 18.00 horas como para permitir que la Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras y María Santísima de la Caridad y del Consuelo procesionara a su segunda imagen titular por primera vez desde la Purísima hasta San Benito.

 

Cientos de fieles acudieron a la Purísima para la solemne bendición de la imagen que comenzó con un acto de acogida en el que intervino el vicario general de la Diócesis, Florentino Gutiérrez y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.

 

Con puntualidad salió a la calle por primera vez la imagen de María Santísima de la Caridad y del Consuelo en torno a las 18.30 horas para realizar un emocionante recorrido procesional hasta su sede canónica, la iglesia de San Benito. Como padrinos actuaron la Hermandad de Jesús Despojado de Sevilla y la Archicofradía del Rosario de Salamanca y estuvieron acompañados por la Agrupación Musical salmantina la Expiración.

 

Una vez en San Benito, con la Salve sonando como himno, se  introdujo la imagen en la iglesia, donde le esperaban solo los hermanos. Mañana está prevista una Eucaristía de acción de gracias presidida por Pedro Márquez y el lunes, martes y miércoles la iglesia abrirá de nuevo sus puertas para acoger a los fieles que deseen acercarse a participar en el besamano a la Virgen, en horario de 11.30 a 13.00 horas y de 18.00 a 20.30 horas