La Vinoteca, nueva oferta gastronómica del hotel Abadía Retuerta Ledomaine

El nuevo espacio tiene personalidad propia y ofrece una propuesta gastronómica más sencilla y tradicional que el Refectorio, pero con toques creativos.

“La Vinoteca, el espacio donde antiguamente los clientes podían degustar una selección de vinos de la bodega, realizar una cata o adquirir alguna botella, ahora lo ocupa un restaurante en el que nuestros huéspedes pueden disfrutar de una cocina tradicional de tapas, siempre muy vinculada a nuestros vinos”, indica Andrés Araya, director general del hotel Abadía Retuerta LeDomaine.

 

En La Vinoteca, situada sobre La Cueva, donde reposa la colección privada de la bodega Abadía Retuerta desde sus orígenes, se respira un ambiente tranquilo y acogedor donde la gastronomía ofrece una visión creativa de la tradición. La propuesta culinaria en La Vinoteca es más sencilla que la del restaurante principal, el Refectorio, para poder dar servicio a todo tipo de clientes.

 

“Castilla y León es una de las comunidades que ofrece las tapas más variadas, muestra de ello es el Concurso Nacional de Tapas y Pinchos de Valladolid, que en 2012 llegó a su octava edición. Es por ello que nos sumamos a ofrecer una selección de tapas y platos elaborados todos ellos con productos de la región y con una interpretación única”, agrega Araya.

 

La carta combina desde una ensaladilla rusa con ventresca de bonito hasta unas anchoas del Cantábrico como platos fríos; desde unas mollejas de lechazo con escarola o mejillones tigre para los calientes; también tablas de ibéricos y quesos; junto a platos principales como el arroz de jamón y alcachofas o rabo de toro con crepineta y zanahorias, entre otros; y para terminar, una selección de postres elaborados artesanalmente como la quesada rota con galletas, frutos rojos y su jugo.

 

El jefe de cocina es el asturiano Pablo Montero, cocinero formado en el entorno del restaurante Mugaritz, que tiene la experiencia suficiente para plasmar la filosofía del chef Andoni Luis Aduriz, director y asesor gastronómico del establecimiento. Montero ha pasado por restaurantes de gran prestigio e influencia internacional, como The Fat Duck (3* Michelin) o el restaurante Nerúa Guggenheim (1* Michelin).