La vida viene... la vida se va

Ruth Pindado, concejala del Ayuntamiento de Ávila

Recordar nuestra infancia es recordar a Adolfo, la sede de UCD y luego del CDS, recordar la calle Reyes Católicos y un coche con megafonía cantando “vota CDS, vota libertad, Suarez es el centro…”

RUTH PINDADO / CONCEJAL AYUNTAMIENTO DE ÁVILA

 

Días de emoción y alegría, nuestros padres hablaban de Adolfo con entusiasmo, se había logrado tanto... Recordaban su lealtad, su valentía el 23F, su tortilla francesa en la cena, los chatos en Piquio, en el Águila, pero siempre con los suyos….

 

La foto sobre la chimenea, un primer plano con sus amigos: Arturo, Pepe Ferrer, Natalio, el Boto y Chagueras, presume sonriendo de sus compañeros de la infancia, sabe que ellos siempre estarán con él, sin límite, sin preguntas, sin cuestiones…. Pero para ellos siempre serás su gran orgullo, Adolfo, su  amigo, el mejor presidente de la historia, su presidente.

 

Adolfo, te recordamos con ese cariño con el que Chagueras, tu amigo y nuestro padre te recordaba dejando caer una lágrima, silenciosa, de esos ojos que, como los tuyos, se vaciaron bajo el castigo cruel del alzheimer.

 

Hoy se escribirá de ti en todos los periódicos, todos los telediarios hablarán de tu gobierno, nadie querrá dejar de contar lo que vivieron contigo. Hoy todos se crecerán con tu amistad. Y eso es el triunfo del gran gobernante que fuiste, de la buena persona que eras pero aquí, en tu querida Ávila, otros te lloraremos en silencio, sin que se note, con la discreción de quién entiende que la vida va y viene, hoy tú, mañana él, pasado Dios dirá…

 

Tus amigos guardaremos la foto, el recuerdo de tantos momentos emotivos, sinceros, valientes que nos hicieron creer en ti y apreciarte cada día más.

 

Hoy te despido yo, Ruth Pindado, pero sé que hablo por los labios y el corazón de mi padre, de mis hermanos, y de todos los abulenses para quién has sido el mejor presidente de la historia  y, sobre todo, un gran amigo.