La vida ‘no’ quiere subir

El presidente de la mesa optó por una repetición de los precios pese a la petición de subida de los ganaderos y de estabilidad por parte de los tratantes.

 

 

OCURRIÓ EN LA MESA DE CEREALES

 

Rodrigo Astorga, vocal del sector compraodr, no estuvo muy de acuerdo con la decisión del prsidente en las cotizaciones ya que éste consideraba que se trataba "de manera diferente a algunos cultivos", como si molestase menos bajar unos que otros. Al finalizar la mesa, el secretario, José María Guinaldo le llamó.. ¿sería para darle un 'capón' por su comentario?

La mesa de vacuno de vida ha cogido el protagonismo de las polémicas que ha dejado la mesa de porcino, al menos hasta el momento. Y es que, cuando se habla de la relación Eloy García - Ricardo Escribano, saltan chispas. Se trata del presidente de la mesa y de un vocal del sector ganadero, cuya relación no es especialmente buena.

 

De hecho, y tal y como reflejó un miembro del público al finalizar la mesa de vacuno de vida: "No sube los precios porque hablas tú, Ricardo", dando a entender que la fijación de un precio u otro se desprende de la mala relación existente entre ambos. ¿Tendrá razón en su planteamiento?

 

Así las cosas, el mercado, que contó con 1.277 cabezas de ganado, cerró casi un lleno total en ventas con animales de buena calidad y otros de menos pero que se vendieron a un buen precio, por encima del que marca la Lonja. En la ronda de cotizaciones de la mesa, los ganaderos reflejaron la tendencia alcista desde hace un mes con peticiones de 0,03 y 0,06 euros para machos y hembras por una repetición de los tratantes.

 

La decisión final del presidente fue la de repetición en una idea ya preconcebida desde nates de la mesa como él mismo reconoció, lo que no dejó ni mucho menos contentos a los ganaderos.

 

Por su parte, la mesa de vacuno de carne sí cotizó al alza, con una subida de 0,03 euros para machos y para hembras pese a que el consumo, tal y como indicaron los compradores, es muy mala, pero la oferta es aún menor, siguiendo las leyes del mercado.

 

EL CEREAL, A LA BAJA

 

Por su parte, la mesa de cereales ha sufrido una nueva cotización a la baja por la escasez de movimientos y un exceso de oferta que ha provocado esta situación. Tal es así que los agricultores demandaron entre repetición y una leve bajada para todos los cereales mientras que los compradores solicitaron entre tres y seis euros todos los cultivos, con decisiones que los miembros de la mesa vieron contradictorias.

 

Finalmente, el trigo pienso y el panificable bajaron un euros, por los dos de la cebada, la avena y el centeno y los cuatro del maíz. Girasol, lenteja, garbanzo y paja repitieron el valor de la semana pasada.

 

En el ovino, discusión entre ganaderos y compradores por el abismo que les separaba en sus peticiones en la mesa, ya que los primeros demandaron entre repetición y bajada de 0,10 euros mientras que los segundos se desmarcaron con una bajada de 0,50 euros por kilo.

 

Finalmente, el presidente de la mesa cortó por la mitad y bajó el valor de los lechazos 0,25 euros sin dejar contento a nadie. No en vano, la próxima semana se prevé una subida con motivo del puente festivo, decisión que se conocerá la próxima semana.

 

Mesa de vacuno de vida (Foto: Chema Díez)

 

EL PORCINO SE TRANQUILIZA

 

Por último, la mesa de porcino sigue por cauces tranquilos y estables ya que en el ibérico hubo quórum absoluto para los cochinos de pienso con una repetición de los mismos y con la única variación de la subda de 0,05 euros para unos lechones al alza.

 

En el blanco, estabilidad en las cerdas y las tres categorías de cerdo, mientras que lechones y tostones aumentaron su valor hasta los dos euros cada categoría.

 

Alumnos del Montesori visitaron las instalaciones de la Lonja Provincial (Foto: Chema Díez)