La vida busca un futuro mejor...

La mesa de cereales, por su parte, cotizó al alza debido al movimiento de los mercados internacionales con subidas de entre dos y seis euros.

La mesa de vacuno de vida sigue generando dudas respecto a su futuro ya que camina por una incertidumbre. La mejoría del sector en el campo y en el mercado parece evidente, pero por el momento no se refleja en el valor de los terneros ya que la mesa optó de nuevo por la prudencia y repitió los precios de la semana pasada.

 

El mercado de ganado contó con 1.332 cabezas de ganado de una calidad inferior a semanas pasadas pero con éxito rotundo de ventas y con mucha pregunta de animales no solo en el recinto, también en el campo, tal y como indicaron tanto ganaderos como industriales.

 

Por su parte, la mesa de vacuno de carne tampoco varió los precios de las diferentescategorías y acordaron una repetición general de los precios salvo en las vacas de peor calidad que bajaron 0,03 su valor.

 

La mesa de ovino, que duró mucho menos de lo habitual, tampoco varió sus precios debido al acuerdo entre los vocales.

 

 

EL CEREAL DA UN SALTO

 

 

Por otro lado, la mesa de cereales sí dio un salto cualitativo al alza con una subida generalizada de los precios debido al movimiento del mercado internacional, hecho aseverado por compradores y agricultores.

 

Así, el acuerdo en el sector fue total aunque las cifras de cotización variaron entre los dos sectores de la mesa. De este modo, los agricultores solicitaron entre 4 y 8 euros por tonelada mientras que los compradores hicieron lo propio pero entre dos y cinco euros, para una subida generalizada.

 

Tal es así que el trigo panificable aumentó su valor en 4 euros hasta los 196 por tonelada; el trigo para pienso seis hasta los 188; la cebada tres euros hasta 173; la avena dos hasta los 162; el centeno cuatro hasta los 163 por tonelada; y el maíz cinco euros hasta los 189. La paja, por su parte, aumentó tres euros su valor.