La víctima impide el robo y provoca la detención de la ladrona

Actuaba de forma organizada junto con una mujer mayor y un varón que se dieron a la fuga.

La Policía Nacional de Salamanca detuvo a mediodía de ayer, en un restaurante chino de la Avenida de los Cipreses a una mujer de 25 años, con antecedentes, como presunta autora de un delito de robo con intimidación, tras agredir a la dueña del mismo cuando trataba de evitar un robo.

 

 

La detenida llegó al restaurante acompañada de una mujer mayor y un varón de mediana edad, interesándose como maniobra de distracción por si el local disponía de mesas para comer unas treinta personas.

 

Mientras hablaban, la mujer joven se introdujo agachada en la zona de caja, donde estuvo manipulando efectos, saliendo poco después. Al percatarse de la maniobra la dueña accionó el dispositivo de cierre de la puerta pero no le dio tiempo a evitar que las tres personas salieran del local. La dueña, que salió tras ellos, logró agarrar a la joven y fue entonces cuando las otras dos personas se dedicaron a agredirla para intentar que la soltara. Finalmente, y ante la llegada de testigos, tanto el varón como la mujer mayor huyeron del lugar de los hechos mientras que la joven, a la que en ningún momento liberó la dueña del local, fue retenida hasta la llegada de la Policía.

 

En el cacheo de seguridad que se efectuó se intervinieron en un bolsillo con cremallera de la cazadora de la detenida 900 euros en billetes y un teléfono móvil.

 

En estos momentos la Policía investiga para intentar detener a las otras dos personas participantes en el robo.