La víctima confirma que el motivo de la agresión fueron los celos

Hospital Clínico. La agredida, que evoluciona favorablemente de las múltiples heridas, asegura que el agresor la había amenazado en más ocasiones. Juzgados. Está previsto que el detenido declare hoy
E. G.

La mujer de 40 años y de iniciales M. B. R. H. que la madrugada del pasado martes recibió cerca de 20 puñaladas de su pareja sentimental se recupera favorablemente en el Hospital Clínico, después de ser intervenida quirúrgicamente. En la mañana de ayer, la agredida declaró en el Hospital, donde confirmó que el motivo de la agresión fueron los celos, según informaron fuentes cercanas al caso.

Hasta el centro hospitalario se trasladaron el fiscal y el juez para tomar declaración a la víctima. Según ha podido conocer este periódico, la afectada, que según las mismas fuentes llevaba un tiempo separada de su agresor, aunque mantenían el contacto, declaró que el arrestado “no entendía que la relación se había terminado”.

En su declaración, la mujer aseguró que se encontraba en el bar cuando comenzó la discusión con el arrestado, por lo que él “cerró la puerta con llave, para evitar que saliera”, y que comenzó a apuñalarla “sin motivo aparente”. También reveló que el agresor la había amenazado en más ocasiones. Incluso, detalló que en alguna ocasión anterior la amenazó “con un cuchillo”, aunque nunca había pasado de discusiones verbales, según recoge Efe.

Mientras, el arrestado de 42 años y cuya identidad responde a las iniciales J. M. S. G., permanece en los calabozos de las dependencias policiales donde prestó declaración en la mañana de ayer. Su comparecencia ante el juez de Guardia será a lo largo del día de hoy, según informaron fuentes policiales.

Tal y como informó este periódico, en torno a la 1.00 horas del pasado martes, en el bar La Cuba, ubicado en la calle Miñagustín, próximo a la Gran Vía, se originó una fuerte discusión entre un hombre, encargado del establecimiento hostelero, y la víctima. En un momento dado se produjo la agresión que le causó múltiples heridas incisas a la víctima inferidas con un cuchillo de cocina de 15 centímetros en el tórax, el abdomen, las piernas y los brazos. Los facultativos encontraron a la afectada tendida en la puerta del bar. En el suelo del establecimiento hostelero, que permanecía cerrado y sin clientes, se encontraba el presunto agresor, que confesó a los agentes que “había hecho mucho daño a su pareja”. La víctima fue evacuada de inmediato al Hospital Clínico, donde fue intervenida quirúrgicamente. El presunto agresor tuvo que ser trasladado en ambulancia al Complejo Asistencial al intentar cortarse las venas. Tras recibir la atención sanitaria, fue trasladado por los agentes hasta las dependencias de la Comisaría de Policía Nacional de la calle Jardines, como presunto autor de una agresión de género. El presunto agresor fue condenado hace poco más de un mes a tres años de cárcel y una multa de 18.000 euros por un delito de tráfico de drogas y a otro año más por tenencia ilícita de armas.

Al cierre de esta edición, la víctima permanecía en la UVI.