La Vía Láctea alberga 58.000 millones de estrellas enanas

Vía Láctea

Dos estudiantes de astronomía de la Universidad de Leiden han mapeado toda la Vía Láctea con sus estrellas enanas por primera vez, estimando que hay unos 58.000 millones, un 7% en la región exterior.

Este resultado es el modelo más completo de la distribución de estas estrellas. Los resultados aparecen en un nuevo papel en el Monthly Notices de la Royal Astronomical Society.

La Vía Láctea, la galaxia en que vivimos, consiste en un disco prominente, relativamente plano, con estrellas brillantes muy próximas entre sí, y un halo, una esfera de estrellas con una densidad mucho menor alrededor de ella. Los astrónomos suponen que el halo es el remanente de las primeras galaxias que se fusionaron entre sí para formar nuestra galaxia.

Para averiguar exactamente cómo se ve en un mapa la Vía Láctea, astrónomos han recurrido anteriormente al recuento de las estrellas en el cielo nocturno. Los estudiantes de astronomía de Leiden Isabel van Vledder y Dieuwertje van der Vlugt utilizaron la misma técnica en su investigación.

En lugar de estudiar las estrellas brillantes, los dos estudiantes utilizaron los datos del telescopio espacial Hubble de 274 estrellas enanas --concentradas en el gráfico de abajo--, que se observaron por casualidad por el observatorio en órbita mientras buscaba las galaxias más distantes en el Universo temprano. El tipo particular de estrella que vieron era enanas rojas de la clase espectral M.

Las estrellas enanas, con frecuencia, tienen una masa demasiado baja para quemar hidrógeno. Como objetos calientes se ven mejor con cámaras de infrarrojo cercano. Van Vledder explica: "Los astrónomos creen que hay muchas de estas estrellas. Eso hace que sea realmente muy conveniente que sean tenidas en cuenta para el mapeo de la galaxia a pesar de que son tan difíciles de encontrar.".

Para encontrar la distribución de las enanas M, Van Vledder y Van der Vlugt utilizaron tres modelos de densidad que los astrónomos usan para describir el disco plano y el halo, tanto por separado como en combinación. Para calcular cuál es el modelo que mejor describe la estructura de la Vía Láctea, los estudiantes aplican entonces el modelo Markov Chain Monte Carlo. Van der Vlugt describe cómo funciona esto: "Dejas que un programa de ordenador compruebe todos los posibles valores de cada parámetro del modelo. A continuación, fija el valor que se corresponde mejor con los datos."

El modelo que incluye tanto el disco como el halo era la pareja perfecta. A partir de las posiciones de 274 enanas M en su muestra, van Vledder y van der Vlugt dedujeron la existencia de 58.000 millones de estrellas enanas. También fueron capaces de estimar con exactitud el número de enanas en el halo, con el cálculo de una fracción de un 7 por ciento, más alto de lo que los astrónomos han encontrado previamente para toda la Vía Láctea.

Los resultados de los estudiantes son importantes para futuras investigaciones con el telescopio espacial Euclides de la Agencia Espacial Europea, previsto para su lanzamiento en 2020. Al igual que el Hubble, Euclides tomará imágenes de todo el cielo en el infrarrojo cercano. Van Vledder añade: "Con nuestra investigación, los astrónomos ahora pueden evaluar mejor si se trata de una galaxia distante o una estrella en nuestra propia galaxia." Los estudiantes esperan a las observaciones Euclides para dar una imagen más precisa de la Vía Láctea.