La verdadera historia sobre la Cámara Agraria Provincial

Ante los numerosos comentarios que se están produciendo sobre la Cámara Agraria Provincial desde ASAJA quieren puntualizar los siguientes términos:


LLEGADA DE ASAJA A LA CÁMARA
Hace 15 años, y como consecuencia de las primeras elecciones para medir la representatividad en el sector agrario, ASAJA Salamanca gana con mayoría absoluta los comicios y en consecuencia pasa a presidir la Cámara Agraria Provincial. Ésta tiene como patrimonio la sede donde está ubicada, en el Paseo de Canalejas 92-96, otros inmuebles urbanos ubicados en la Carretera de Ledesma en el barrio de Pizarrales y un local plaza de garaje en la Calle San Quintín. 

OBJETIVO INICIAL DE ASAJA
1.- Garantizar que el patrimonio que en ese momento hay en los pueblos y  que pertenece a los agricultores y ganaderos siga en su poder y no acabe en manos de otras instituciones, “ayuntamientos”. Para ello, se crean 296 Juntas Agropecuarias Locales (en adelante JAL) para que a través de ellas se puedan gestionar los bienes agropecuarios comunes de cada localidad. 2.- Garantizar también el patrimonio de la Cámara Agraria Provincial. 3.- Dar servicio a las JAL  a través de sedes comarcales para que puedan gestionar sus recursos como son los pastos, caza, maquinaria en común, etc.…

RÉGIMEN ECONÓMICO Y LABORAL

La Junta de Castilla y León establece, a través de la Ley de Representatividad del  Sector Agrario, que la Cámara Agraria Provincial no podrá desarrollar ninguna actividad económica que genere un solo euro. Siendo ella la responsable de sufragar, a través de los presupuestos anuales de la Consejería de Agricultura, los gastos generales y de personal de la Cámara Agraria Provincial.
Además la Junta de Castilla y León establece también el personal que debe de tener a su servicio la Cámara Agraria Provincial, que estará en función del número de JAL que se creen en la provincia. Más o menos una persona por cada 30 JAL. En Salamanca hay nueve trabajadores contratados (296 JAL: 9 trabajadores = 32,88 JAL; es decir, un trabajador para cada 33 JAL).

TRAYECTORIA DURANTE LOS 15 AÑOS
De forma inmediata se crean las JAL, se abren oficias por la provincia, se da servicio a las JAL que pasan en muchos casos a gestionar pastos, caza y disfrutar de maquinaria común. Además, y para aumentar la productividad agraria, a través de convenios con Diputación y el CSIC se ponen en funcionamiento servicios tales como poder realizar análisis de suelos y análisis de cereales y oleaginosas a precios simbólicos, 6 € y 5 € respectivamente, que ayudarán a todos los agricultores de la provincia a conocer mejor su explotación  y aumentar su productividad. Ambos convenios se ponen en funcionamiento bajo la presidencia de ASAJA en la primera y tercera legislatura,  respectivamente. 

También bajo la presidencia de ASAJA, en su primera legislatura, se desarrollaron acuerdos para la promoción de alimentos de nuestra provincia con las D.O., I.G.P., Cooperativas, Artesanos…. Lo que finalmente desembocó en un convenio de colaboración con la Diputación para promocionar el sector agroalimentario salmantino y dar a conocer nuestros excelentes productos, no sólo a nivel nacional, sino que también internacional.
Por su actividad la Cámara Agraria Provincial de Salamanca es valorada como “LA MEJOR”  de Castilla y León.

EL ORIGEN DEL PROBLEMA

La Cámara Agraria Provincial tiene un presupuesto de aproximadamente 384.000 € que los constituyen fundamentalmente el personal y los gastos de oficinas abiertas por la provincia, impuestos, etc.…  Gastos que cubría de forma puntual la Junta de Castila y León hasta el momento de iniciarse la famosa “crisis”, dejando entonces de ser tan puntual, en el pago de los mismos.
La primera señal de alarma surge cuando el presupuesto de 2011 baja a 286.000 € que además  se pagan tarde. Lo que origina que el poco dinero que se ha podido ahorrar en estos años se emplee en el desfase creado por la Junta de Castilla y León.

EL PROBLEMA SE AGRAVA AÚN MÁS

La tardanza de la Junta de Castilla y León en aprobar sus presupuestos generales ahoga aún más si cabe a la Cámara Agraria Provincial que comienza el año 2012 sin cobrar la ayuda y con la obligación de pagar de forma puntual los compromisos: salarios, seguridad social, impuestos, gastos generales….

MES DE JUNIO DE 2012

La Junta de Castilla y León, que no tiene como se dice vulgarmente un duro, decide que solo dará la  Cámara Agraria 77.777 € para todo el año 2012. Al igual que al resto de provincias. Si bien, la repercusión es muy diferente según las provincias, pues hay algunas que apenas han constituido JAL y por tanto no tienen casi personal y sus presupuestos son muy pequeños. Salamanca con 296 JAL  es la más perjudicada. Todo esto se conoce en junio de 2012. Cuando a esa fecha el dinero ya está comprometido o gastado. Se suceden las reuniones  con el resto de OPAS y la Junta para hacerle ver el problema,  pero la consejería no tiene dinero para afrontar sus compromisos


LO QUE PRETENDE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

Que cada Cámara Agria Provincial sobreviva con 77.777 €.

LO QUE PIENSA ASAJA

Con esa cantidad solo se podría financiar el coste de tres trabajadores. No quedaría ni un solo euro para pagar ni la comunidad de vecinos de la sede provincial, ni las tasas al ayuntamiento de agua, basura y alcantarillado, ni luz, ni teléfono, ni material de oficina. Siendo esto así, mucho menos para atender el principal  mandato legal y estatutario que tenemos encomendado, como es la gestión y custodia de las JAL.
Además despedir a los trabajadores no es la solución, pues se dejaría sin servicio a las JAL. Esto costaría mucho dinero pues hay contratos de más de diez años de media y esto podría estimarse en costes superiores a 110.000 €, aproximadamente, a los que hay que sumar los gastos de todo el proceso y los meses que se tarde en poder hacerlo efectivo.

ANTE ESTA SITUACIÓN

ASAJA SALAMNCA  no está dispuesta ni a hipotecar ni a liquidar la Cámara Agraria Provincial, pues lo primero que prometió a los agricultores y ganaderos de Salamanca era preservar sus bienes.
La única solución digna al problema era presentar la dimisión y que se hiciera cargo la Junta de Castilla y León de la Cámara. Recordamos que es ella la encargada de sufragar todos los gastos de la Cámara. El 28 de junio ASAJA presenta  la dimisión estando al día de sus pagos y estando pendiente de recibir los 77.777 € de la Junta.

LAS OTRAS ORGANIZACIONES
No les importa nada la Cámara Agraria Provincial pues al no haber dimitido han salvado la responsabilidad de la Junta de Castilla y León, que desde el 28 de junio debería de haberse hecho cargo de la situación y resolver un problema creado por ella. Desde ASAJA se comunico al resto de organizaciones la decisión de dimitir y se les invitó a hacer lo  mismo, para que fuera la Junta quien asumiera la responsabilidad de la Cámara y así evitar endeudarla y poner en peligro su patrimonio. De todos los gastos que se produzcan con posterioridad al 28 de junio, son responsables las organizaciones que no dimitieron porque ASAJA estaba al día en los pagos hasta el mes de junio.    

LA PROPUESTA DE ASAJA

En el Consejo Regional Agrario celebrado el 30 de octubre de 2012, el presidente regional de  ASAJA, Donaciano Dujo, pidió el apoyo de UCCL y de la Alianza (UPA y COAG) para que la mitad del presupuesto que la Consejería de Agricultura destina a estas organizaciones, 880.000 € en total,  se  destine a las Cámaras Agrarias; es decir, 440.000 €. Pero para que se pueda llevar a cabo se tiene que solicitar por unanimidad por todas las organizaciones, dada la dificultad económica de las Cámaras Agrarias en el año 2013. Pero la propuesta de ASAJA no tuvo el respaldo del resto de organizaciones que no están dispuestas a ceder la mitad de su presupuesto.


Esto demuestra que las Cámaras Agrarias Provinciales no les importan en absoluto y el no haber presentado la dimisión para presionar a la Junta y que ésta mantuviera un presupuesto digno para su funcionamiento es, exclusivamente, para intentar sacar provecho electoral en las próximas elecciones del 2 de diciembre