La venta on line retrasa la subida de precios de los productos más típicos de los menús de Navidad

Clientes en el Mercado Central esta mañana.

A dos semanas para Nochebuena, precios 'de todo el año' en los productos básicos de los menús navideños. Las ventas y reservas en Internet sustituyen a la compra para guardar. Tostón, cabrito y lechazo están estables y sólo mariscos y pescados darán un estirón mayor los últimos días.

Quien quiera encontrar buenos precios para sus compras de alimentación de cara a las fiestas de Navidad está todavía a tiempo. El motivo, que la 'cotización' de los productos básicos de muchos menús está aún, a quince días de la Nochebuena, en los precios de todo el año y que todavía no se nota la típica subida de precios por el aumento de la demanda. En buena parte, se debe al adelanto de las compras a través de Internet, donde se han hecho muchos pedidos desde hace semanas e incluso meses.

 

Así se puede comprobar en uno de los termómetros más fiables para estas fechas, el de los puestos del Mercado Central de Salamanca. Un paseo por sus vitrinas permite comprobar que de piezas 'codiciadas' como el tostón, el cabrito o el lechazo cuelgan todavía los precios 'de todo el año': unos 9 euros/kjilo para los cochinillos pequeños y entre 10,50 y 12 euros/kilo para cabrito y lechazo. Con todo, son productos que suben los últimos días por la entrada de producto fresco, que que tampoco suben como antes.

 

Lo mismo pasa con el jamón y los embutidos, que normalmente mantienen el precio. Y con los pescados y mariscos, cuyo precio aumenta siempre en los últimos días por ser productos más frescos: ahí sí se notará una subida que, en todo caso, en los últimos años ha sido menor.

 

Así que el que quiera comprar a buen precio está a tiempo, pero no tiene demasiado margen más. A tenor del ambiente de esta mañana en la plaza central, pronto se desatarán las prisas por comprar: la semana que viene es la última completa antes del día 25 y es probable que a partir de este fin de semana aumente la afluencia de consumidores.

 

Este año el comercio parece más animado, tanto en regalos como en alimentación, y cuestiones como el mayor optimismo en torno a la economía o la devolución de la extra de 2012 a 12.000 empleados públicos van a inyectar casi 5 millones de euros en los bolsillos de los consumidores salmantinos.

 

Para los más previsores, no obstante, el comprar para congelar empieza a ser una opción menor y toma fuerza la compra online, que muchos puestos del mercado y comerciantes en general han puesto en marcha desde hace unos años. Según los consultados, en Internet las compras de Navidad comenzaron hace meses y han tenido muchas ventas y muchas reservas para estas fechas a través de las tiendas digitales.