La Usal implantará dobles titulaciones y másteres para reforzar Zamora, Ávila y Béjar

Edificio principal de la Escuela Politécnica de Zamora.

Quiere mejorar el número de alumnos de los campus exteriores con una oferta de títulos más especializada y evitar duplicidades. Todos tendrán feria de acogida, programa cultural y oferta deportiva.

La Universidad de Salamanca tiene sobre la mesa un plan para reactivar los campus exteriores, importantes para la proyección de la institución, pero que están aquejados de cierta falta de alumnos, acuciante en algunos casos. Para aumentar el número de matrículas, el equipo rectoral plantea reforzar la oferta académica con dobles titulaciones y másteres y reforzar los servicios.

 

Los campus de Ávila, Béjar y Zamora han estado en el ojo del huracán por culpa del relativo poco peso que tienen en número de alumnos. El mapa de titulaciones ha puesto en el punto de mira a aquellos títulos en los que no hay suficiente número de matrículas y ha obligado a tomar algunas medidas. Ya el año pasado, Béjar perdió su Ingeniería Textil y la ha cambiado un máster en ingeniería industrial.

 

El resultado ha sido bueno, con un aumento de la matriculación según fuentes de la Usal, y el equipo rectoral pretende seguir por esta línea. Según José Ángel Domínguez, responsable actual de programas, el objetivo es reforzar la oferta académica para los tres campus exteriores. Esto se hará no con nuevos grados, sino intentando compartir recursos y hacerlos sostenibles

 

Para ello, la fórmula será la de crear dobles titulaciones y másteres en todos los campus. Las dobles titulaciones comparten asignaturas hasta el segundo curso para luego desdoblarse, con lo que no aumentan coste de profesorado ni instalaciones y material. Y los másteres se diseñarán para dar cobertura a la mayoría de titulaciones que imparta el centro. En el caso de las tres serán vinculadas a las ingenierías con un sesgo de especialización vinculada a la trayectoria de cada centro.

 

De este modo se intentará también salvar el mayor número de grados en peligro, ya que la baja matrícula había puesto en entredicho la continuidad de varias titulaciones en todos estos campus exteriores. Béjar ya hizo su ajuste al prescindir de Textil, pero tanto Ávila como Zamora tienen grados con poca afluencia. El más grave es el caso del campus abulense, pese a lo cual la Usal intentará no perder titulaciones aunque todo dependerá en última instancia del diseño del mapa de titulaciones para el que se están ultimando los trabajos: pronto las universidades lo debatirán con la Junta.

 

En el caso de Zamora, Agroalimentaria e Informática de Sistemas estaban llamadas a fusionarse con títulos parecidos y trasladarse a Salamanca, pero no será así: Agroalimentaria tendrá un perfil específico e Informática podrá librarse porque ha multiplicado por tres su matrícula para el primer curso al pasar de 7 alumnos nuevos el curso pasado a 25 este. Además, se reforzará con una doble titulación compartida por Ingeniería de Materiales y Mecánica. También está previsto en los planes de la Politécnica un máster de tipo 'paraguas', es decir, que sirva para acoger a los titulados en todos los grados del centro.

 

Además, en todos los casos se pretende reforzar la oferta de servicios. De entrada, Ávila y Béjar tendrán feria de acogida, el evento de comienzo de curso que se hace en Salamanca y que se incorporó hace tres cursos a Zamora. Y se aumentará la programación cultural, con oferta propia y exposiciones itinerantes, y la programación de actividades deportivas, que generan afinidad de los alumnos con sus campus.