La Usal asegura que el proyecto de acceso al nuevo hospital "no le gusta" por el "impacto tremendo" que tendrá en el campus

El complejo asistencial de Salamanca. Foto: MJ Ruiz

Ricardo López, vicerrector de Economía de la Universidad de Salamanca, apunta que la Universidad ha creado una comisión con los decanos de las facultades afectadas.

El vicerrector de Economía de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo López, ha reconocido en la mañana de hoy durante el desayuno navideño del equipo del rector Hernández Ruipérez con los medios que los accesos al nuevo hospital no son del agrado de la institución académica. Y es que según el proyecto de la Junta, el acceso precisa que un tramo de la nueva vía pase por unos terrenos de la Universidad, lo que conlleva el permiso de ésta.

  

Para analizar la conveniencia o no de esta vía, la institución salmantina ha creado una comisión con los decanos de las facultades que se verían afectadas y, después de la última reunión que tuvo lugar ayer lunes, Ricardo López ha reconocido que el actual proyecto "no les gusta".

  

El vicerrector ha argumentado que "es para pensarlo con mucho cuidado" porque se trata de un modelo con "cuatro carriles por delante de un colegio y facultades". "Es para que todos nos lo pensemos con mucho detalle", ha añadido.

 

10.000 VEHÍCULOS DIARIOS

  

Ricardo López asegura, por otro lado, que hay estudios que hablan del paso de 10.000 vehículos diarios, lo que supondría "colapsos importantes" a la entrada del aparcamiento universitario con el paso de ambulancias, además del tráfico por las proximidades del colegio Campo Charro o Maristas y de facultades y escuelas como la de Enfermería, Biología, Farmacia o Medicina.