La USAL abrirá una franquicia de escuelas de español

(Foto:F.Rivas)

Las primeras escuelas abrirán sus puertas en países como Ucrania y Brasil

La Universidad de Salamanca (USAL) está trabajando en la puesta en marcha de una franquicia que permita la apertura de escuelas de español en cualquier lugar del mundo con el nombre y la garantía de aprendizaje que aporta la institución académica salmantina.

 

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca ha aprobado este proyecto, bajo el nombre E-USAL, y ahora falta que sea ratificado por el Consejo Social. No obstante, la institución ya ha iniciado contactos con empresarios interesados y hay cuatro con los que ya se ha avanzado para la apertura de escuelas en países como Ucrania o Brasil.

 

El rector de la universidad salmantina, Daniel Hernández Ruipérez, ha señalado que la idea es que ya se puedan cerrar contratos a finales del presente año, que permita abrir escuelas a continuación.

 

El máximo mandatario ha insistido en que en esta idea “ya se ha trabajado mucho”, desde la Universidad de Salamanca y también a través de la consultora Barbadillo, que ha sido contratada para la puesta en marcha de este proyecto por ser “una de las más importantes de España en el mundo de las franquicias”.

 

La idea es que los docentes utilicen material de enseñanza elaborado por la Facultad de Filología de la Universidad de Salamanca, además de contar con la inspección de la USAL durante el aprendizaje.
 

Además, como pasa en el resto de franquicias, los empresarios que se sumen a la iniciativa deberán cumplir ciertos criterios en cuanto al material, profesorado, uso de marca,  espacios y dotación de medios, entre otros.

 

“UNA GRAN OPORTUNIDAD”.

 

El rector ha indicado que se trata de “una gran oportunidad” para la Universidad de Salamanca y para los posibles interesados en adherirse a este proyecto E-USAL, que tendrán que firmar unos contratos de cinco años y cumplir “unos mecanismos de control de calidad”.

 

Por parte de la Sociedad Limitada, que permitirá la apertura de franquicias, el 75 por ciento del capital social corresponderá a la Universidad de Salamanca, que aportará 565.000 euros de manera no material, pues se computa aquí el uso de marca, la promoción, elaboración de manuales y gestión entre otros apartados.

 

El 25 por ciento restante, que se aportará ya sí con dinero, será de la Sociedad de Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca. Esta entidad financiará la iniciativa con 188.000 euros.

 

En principio, la nueva sociedad contará con un empleado contratado para los trámites administrativos, el resto de trabajo lo realizará personal y medios de la Universidad de Salamanca.

 

Se ha creado un plan de negocio “extraordinariamente conservador”, según el rector, que ya igualaría la balanza de gastos e ingresos en el segundo año y que comenzaría a dar beneficios en el tercer año si se creasen “tan solo” cuatro escuelas al año.

 

CONDICIONES FRANQUICIADOS

 

El rector de la Universidad de Salamanca ha explicado que la institución ya tiene previstas las condiciones para aquellos empresarios que quieran abrir nuevas escuelas bajo la franquicia de E-USAL.

 

Los interesados tendrían que pagar un canon de 20.000 euros y el ocho por cuento de los ingresos anuales. Además, según los estudios ya realizados, los franquiciados podrían abrir las puertas ya con todo el material, dependencias y demás con un desembolso de 85.000 euros, una cifra para países como España y que podría ser mayor o menor en otras economías diferentes.