La Universidad de Salamanca aprueba una declaración institucional a favor de la plantilla

El Consejo de Gobierno también da luz verde a una prórroga de contratos de las plazas de profesores asociados y al procedimiento de transformación de 10 plazas de profesor asociado en plazas de profesor ayudante doctor

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca reunido hoy ha aprobado una declaración institucional a favor de la plantilla que informa sobre los problemas que tiene la Universidad por las disposiciones jurídicas y económicas que impiden la realización de políticas de plantilla adecuadas a las necesidades de la entidad. La declaración recuerda que la calidad del servicio público que presta la Universidad de Salamanca se mantiene gracias al sobreesfuerzo del personal y señala la situación límite en que se encuentran algunos departamentos y centros.

 

Pese a los escasos márgenes vigentes que denuncia la declaración institucional, este Consejo de Gobierno ha podido aprobar la prórroga de las plazas de profesores asociados existentes y también un procedimiento de transformación de 10 plazas de profesor asociado en plazas de profesor ayudante doctor, que en caso de disponibilidad presupuestaria a lo largo del ejercicio, podría volver a convocarse con nuevas transformaciones.

 

En la reunión mantenida en la mañana de hoy también se ha aprobado la concesión de los premios a la excelencia científica “María de Maetzu” a los profesores Manuel Alcántara Sáez, María Margarita del Arco Sánchez, Valentín Cabero Diéguez, Rogelio González Sarmiento, María Dolores Ludeña de la Cruz, María Cristina Martín Rodríguez, José María Monsalvo Antón, María Isabel Moreno Ferrero, María Eugenia Muñoz Bermejo, Clemente Muriel Villoria, Salvador José Peris Álvarez y Raquel Emilia Rodríguez Rodríguez.

 

Otros asuntos a los que se ha dado luz verde durante la sesión ordinaria del mes de mayo han sido los Estatutos del Consejo de la Sociedad Mercantil "Escuelas de Lengua Española de la Universidad de Salamanca S.L", como un paso más en la puesta en marcha del proyecto de franquicias de escuelas de español que auspicia la Universidad de Salamanca a través de su Campus de Excelencia Internacional, y el techo de gasto de la institución para el ejercicio 2013, que se sitúa en torno a los 225 millones de euros.