La Universidad: centro de incunables y proyectos sobre el agua

Naruhito, junto al rector, en la fachada de la Universidad (Foto: Chema Díez)
Ver album

El príncipe heredero de Japón disfrutó con las mejores obras de la biblioteca y escuchó los proyectos sobre el agua de los investigadores de la USAL.

La Universidad de Salamanca fue el primer punto de encuentro entre el príncipe heredero de Japón y Salamanca. A las 11.45 horas llegaba la comitiva custodiada por escoltas y Policía Nacional para posar en la foto oficial con el rector y representantes de la política salmantina y castellana y leonesa.

 

Posteriormente, Naruhito respiró cultura por los cuatro costados dentro del edificio de la Universidad visitando varias de sus aulas, la biblioteca y el claustro de esta institución. Pero donde quizá más disfrutó el heredero japonés fue con los incunables que le presentaron en la biblioteca, algunos del siglo XVIII junto a obras de Francisco Salinas, lugar en el que también firmó en el Libro de la Universidad.

 

Allí, el rector Daniel Hernández Ruipérez, indicó que la relación entre esta institución y Japón debe mirar el futuro “y así lo está haciendo con acuerdos con varias instituciones académicas del país nipón”, al tiempo que evocó el inicio de las relaciones allá por 1981 así como el viaje de representantes de la Universidad de Salamanca a Japón, donde “fuimos recibidos con mucho cariño y cerrando acuerdos de futuro”.

 

La visita de Naruhito a la Universidad terminó en el claustro con la exposición de proyectos de relevancia sobre el agua por parte de investigadores salmantinos, que mostraron todo el trabajo que se está realizando en este ámbito. Naruhito escuchó atentamente sus opiniones y tomó buena nota al respecto, en un sector de gran importancia en el país asiático.