La Unión Europea elimina una de las ayudas para los ganaderos de ovino como medida de recorte

Los ganaderos de ovino han sufrido un nuevo revés
Los profesionales cobraban cinco euros por oveja en una línea de subvenciones y entre dos y tres euros en otra.
Los ganaderos de ovino han sufrido un nuevo revés como consecuencia de la política de recortes que se está llevando a cabo en los ámbitos nacional e internacional con la supresión de una de las ayudas que les otorgaba entre tres y cinco euros por oveja.

Así lo han indicado varios ganaderos de la provincia de Salamanca afectados pro esta decisión después de la celebración de una sectorial de Asaja celebrada en Madrid, en la que se informó a los profesionales que la Unión Europea había eliminado de los presupuestos de 2013 esta línea de subvenciones para los profesionales, por lo que este ejercicio 2012 será el último en el que las reciban.

Estas ayudas se centraban en dos líneas, una de cinco euros por oveja y otra de entre dos y tres euros, para aquellos profesionales que fueran socios de alguna cooperativa o que comercializaran el 25% de los lechazos bajo el marchamo de calidad de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) en este caso, la de Castilla y León.

Por ello, una gran mayoría de los ganaderos de ovino de la provincia de Salamanca recibía esta ayuda, "que no era una cantidad muy grande pero que siempre ayudaba a superar las dificultades aunque con este tipo de políticas, nos están dejando sin nada", señala uno de los profesionales del sector afectado.

De este modo, el sector del ovino, que ha perdido gran parte de las explotaciones por la escasa rentabilidad que genera, se enfrenta a un nuevo bache en el camino aunque los ganaderos se temen que no sea el último.