La Unión de Mayorales y Vaqueros del Campo Bravo en 'lucha' por su profesión

La Asociación de Vaqueros y Mayorales se reúne

Entre las conclusiones de la reunión se encuentra la necesidad de elaborar un reglamento interno de funcionamiento en el cual se recojan los derechos y obligaciones de los mayorales.

La localidad pacense de Monesterio ha acogido la Asamblea anual de la Unión de Mayorales y Vaqueros del Campo Bravo (UMAVACAM). La reunión, abierta a asociados y a no asociados, fue un éxito de participación, además de servir para darse a conocer a más profesionales que decidieron formar parte también de la Unión.

 

Tras revisar los puntos ordinarios de la asamblea, tales como cuentas del pasado ejercicio, novedades, como el desarrollo de un gabinete de prensa y comunicación, así como la apertura del plazo de renovación de asociados, entre otros temas... Se concluyó con el turno de ruegos y preguntas, lo cual hizo alargar la reunión y comentar los puntos que más preocupa a estos profesionales.

 

UMAVACAM lleva por bandera la defensa de la legendaria profesión de mayoral, así como la divulgación de la Tauromaquia. Para ello, tal y como se consensuó en la reunión, la unión de esta esencial pieza en el enorme engranaje de la Fiesta de los toros, tiene como principal objetivo elaborar un reglamento interno de funcionamiento en el cual se recojan los derechos y obligaciones de los mayorales, así como de los empresarios respecto a ellos y a lo que su profesión les atañe.

 

La Mesa de la Asamblea, formada por Bienvenido García como presidente de UMAVACAM, Andrés Hernández, de Victorino Martín como secretario, explicó a los presentes los pasos realizados ya en el largo proceso que supondrá llegar a formalizar estos derechos y obligaciones.

 

El pasado año, UMAVACAM mantuvo una reunión con el Ministerio de Cultura después de haber cumplido las pautas oportunas para constituirse de manera legal, con la intención de poder formar parte en el futuro del sector profesional del Toro y como tal estén reconocidos por este Ministerio, y poder tener la misma representación que pueden tener picadores, banderilleros o mozos de espadas.

 

El proceso, que se puede alargar en el tiempo, no ha hecho más que comenzar, pero la respuesta de los mayorales y profesionales, por el momento está siendo positiva y desde UMAVACAM se espera llegar a buen puerto.

 

En este sentido, se seguirá trabajando en esta línea, además de cumplir con lo que la Unión viene haciendo y poner al servicio de cualquier asociado asesoría personalizada y la atención oportuna para que previo a cualquier festejo en el que acuda cualquier mayoral asociado con su ganadería, a éste se le aseguren sus honorarios presentando el carnet de socio y el contrato.