La única personalidad española entre las 50 personas más influyentes del mundo

Cuenta con una amplia experiencia en banca internacional.

Ana Patricia Botín se ha erigido como la única personalidad española en la lista de las 50 personas más influyentes del mundo, según la agencia internacional Bloomberg, que valora a la nueva presidenta de Banco Santander tras transformar la filial del banco en Reino Unido "con un fuerte aumento del número de clientes e impulso a la rentabilidad".


La sucesora de Emilio Botín al frente de Banco Santander, nacida en octubre 1960, es licenciada en Económicas por la Universidad de Bryn Mawr (Estados Unidos), tras haber cursado estudios en Harvard. Ha sido hasta la fecha consejera delegada de Santander UK, puesto para el que fue nombrada en diciembre de 2010 tras una dilatada trayectoria en la industria financiera y en el Grupo.

Después de ocho años en banca corporativa y de inversión en JP Morgan, se incorporó al Grupo Santander en 1988. Ana Patricia Botín ha sido una de las artífices de la expansión internacional del banco, especialmente en Latinoamérica, así como del desarrollo de la banca corporativa, gestión de activos y tesorería. Es miembro del consejo del Banco Santander y del comité de dirección desde 1989.

Desde 2002 hasta su marcha a Reino Unido, fue presidente de Banesto, cuyo bajo su liderazgo mejoró el reconocimiento de la marca y la calidad de servicio hasta los primeros puestos del ranking y amplió su cuota de mercado en segmentos como el de pymes. Banesto fue reconocido durante tres años como el mejor banco en España, de acuerdo con la revista Euromoney.

Ya como consejera delegada de Santander UK, la nueva presidenta de Banco Santander ha liderado la transformación de la entidad en un banco comercial universal tras la integración de tres bancos hipotecarios (Abbey National, Alliance & Leicester y Bradford & Bingley).

Bajo su dirección, Santander UK ha conseguido posiciones de liderazgo en distintos segmentos de la banca minorista, con una fuerte mejora de resultados y del número de clientes activos que alcanzan los 16 millones. "Todo ello gracias a una estrategia centrada en potenciar la vinculación y la satisfacción de los clientes, convertirse en banco de referencia para las empresas de Reino Unido y mantener la solidez y rentabilidad del balance", ha destacado el banco en un comunicado.

La nueva presidenta de Banco Santander es también fundadora y vicepresidenta de la Fundación Empresa y Crecimiento, que se encarga de financiar pequeñas y medianas empresas en Latinoamérica, así como fundadora y presidenta de la fundación Conocimiento y Desarrollo, una organización sin ánimo de lucro que promociona la contribución del mundo universitario al desarrollo económico y social.