La última 'rajada' de Alba Carrillo sobre 'InFeliciano' López: "Maldigo el día en que le conocí"

La todavía mujer de Feliciano López ha arremetido duramente contra el tenista español en una entrevista mostrando mucho odiom hacia la que fue su pareja.

Sin pelos en la lengua, Alba Carrillo arremete duramente contra el que todavía, a falta de firmar el divorcio, es su marido. La modelo tiene duras palabras contra el tenista Feliciano López, y es que continúa la guerra contra el que durante muy poco tiempo fue su esposo.

 

ALBA CARRILLO ARREMETE DURAMENTE CONTRA FELICIANO LÓPEZ

 

CHANCE: Alba, ¿qué tal?

 

Alba Carrillo: Muy bien.

 

CH: Tan guapa como siempre.

 

A.C: Gracias.

 

CH: Hacía tiempo que no te veíamos, ¿cómo has estado?

 

A.C: No me veréis vosotros en concreto porque vuestros compañeros no me dejan vivir, van conmigo al cole, luego me ponen novios y digo cuándo, dónde, por qué, cómo no me vais haber visto, es imposible.

 

CH: Entiendes que quieras o no eres noticia.

 

A.C: Yo lo entiendo pero me hace gracia que puedan surgir cosas y que no haya imágenes porque estoy permanentemente perseguida, asi que eso me hace pensar que...

 

ALBA CARRILLO: "CON MI DINERO HAGO LO QUE ME DA LA REAL GANA"

 

CH: Lo cierto es que has estado unos días relajada en un SPA, ¿cómo lo has pasado? Porque tambien ha habido polémica con el spa y con lo que te ha costado el SPA, que parece que te ha costado un dineral...

 

A.C: Varias cosas, vamos a ver, lo primero con mi dinero hago lo que me da la real gana, como todos vosotros y todo el mundo tiene derecho a hacer con su dinero lo que quiera, y dos, muchas de las cosas que ponemos la gente famosa nos las regalan, así que, por favor, ya vale, somos prescriptores de cosas, yo normalmente no pongo cosas que no me gustan, en concreto el tema del secador fue un regalo de mis amigas por mi 30 cumpleaños, que las pobrecitas mías ahorraron entre todas para hacerme el regalo del secador porque les hizo gracia porque soy muy cuqui y era rosa... Sacarle punta a todo, yo me veo imbatida, estoy teniendo muchisima paciencia porque hay cosas que son...

 

CH: No depende solo de ti, Feliciano también parece que está contribuyendo con esos mensajes con indirectas que está lanzando.

 

A.C: ¿Quién, Feliciano? Si él no habla, no.

 

CH: ¿Estás siendo irónica?

 

A.C: No, pero si él nunca habla nada de nada, ni él, ni su familia, ni su hermano (hace hincapié). Sobre todo, no puede ser que él esté lanzando indirectas, no me lo creo, sois muy malos.

 

CH: ¿Cómo te lo tomas?

 

A.C: Depende de quién vienen las cosas pues yo ni puñetero caso, es una persona que he tenido la desgracia de encontrarme y... Maldigo el día que yo conocí a ese hombre.

 

CH: Que duro eso de "he tenido la desgracia".

 

A.C: Sí, sí, para mi a día de hoy, de verdad, maldigo el día que yo conocí a ese hombre.

 

CH: ¿No te quedas con lo bueno?

 

A.C: No, para mí no ha habido nada bueno. El daño que me ha hecho a mí, a mi hijo, todas las cosas que... todo lo que me he comido yo estos meses, que para mí los llevo, no solo mediáticamente, sino a todos los niveles, la que ha hecho una mudanza, se ha tenido que ir, etc. etc. mientras él estaba de cañas, era yo, asi que obviamente no le tengo que agradecer.

 

CH: Tenía una doble cara porque tu te llegaste a enamorar.

 

A.C: No soy la primera persona que ha estado con él que piensa que tenía una doble cara, pero es que no solo ha tenido una doble cara conmigo, también con mis amigos y mi familia porque la gente no podía esperarse cómo ha sido, es un profesional y no sólo del tenis y ya, que se me va.

 

ALBA CARRILLO: "NO VOY A HABLAR DE INFELICIANO; TODAVIA ES MI MARIDO, POR DESGRACIA"

 

CH: Porque, además, ella para tí que te caiga bien, estés contenta con ella es importante.

 

A.C: Por supuesto, ella quiere mucho a mi hijo, se porta super bien y eso para mí es lo máximo.

 

CH: El divorcio con Feliciano está acabado ya, ¿está firmado?

 

A.C: De verdad, que no voy a hablar de Infeliciano, no voy a hablar de Infeliciano, de verdad. Todavia es mi marido, por desgracia.