La UEFA da garantías a España de que nunca se enfrentará a Gibraltar

La UEFA "no tiene más remedio que acatar la decisión de la justicia".

La UEFA ha garantizado al Gobierno que Gibraltar, que acaba de ser admitido como miembro de pleno derecho en este organismo europeo, no podrá enfrentarse nunca a España en una competición deportiva. Según han indicado estas fuentes, España esperaba la decisión adoptada este viernes en el Congreso anual de la UEFA en Londres, una admisión "ineludible" porque así lo había ordenado el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) en una sentencia de 2011.

 

Una vez admitido que se trataba de un ingreso "inapelable", el Gobierno ha conseguido que la UEFA garantice que Gibraltar y España no se enfrenten en una competición y que este ingreso no sea utilizado "con fines políticos".

 

Según las fuentes consultadas, la UEFA, que es "una entidad deportiva que se mantiene al margen de la política", ha hecho hincapié en que esta admisión no tiene ninguna vertiente política.  El Comité Ejecutivo de la UEFA ya admitió a Gibraltar de manera "provisional" el pasado 1 de octubre, una decisión que tenía que ser ratificada en el XXXVI Congreso Ordinario de la UEFA que se ha celebrado en Londres este viernes.

 

El pasado otoño, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación aseguró que España seguiría oponiéndose a su ingreso "con todos los medios jurídicos posibles".

 

LA UEFA "NO TIENE MÁS REMEDIO" 

 

Sin embargo, hoy, fuentes del Consejo Superior de Deportes han reconocido que el ingreso era una decisión "esperada", porque la UEFA "no tiene más remedio que acatar la decisión de la justicia". Su trabajo estos meses, una vez admitido que era una sentencia de obligada aplicación, ha sido conseguir que la UEFA garantice que nunca habrá un España-Gibraltar.

 

La entrada del Peñón en el organismo deportivo europeo fue rechazada con rotundidad en el XXXI Congreso de la UEFA, en enero de 2007. Después de que su Comité Ejecutivo le diera el estatus de miembro "provisional" atendiendo a una resolución del Tribunal Europeo de Arbitraje, un total de 48 países votó en contra de su entrada y sólo cuatro --las federaciones británicas: Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales-- lo hicieron a favor.

 

El Gobierno insiste en que ahora el ingreso era "inapelable" y destaca que la presión de España ha logrado retrasarlo desde 1997, cuando Gibraltar presentó su solicitud.

 

Además, si lo pidiera ahora, la Federación de Fútbol del Peñón ya no podría entrar en la UEFA, ya que este organismo modificó sus estatutos en 2001 para limitar el ingreso de nuevas asociaciones a aquellas que estén en "un Estado independiente reconocido por la ONU". La norma no puede aplicarse a Gibraltar, porque solicitó su inclusión cuatro años antes.

 

Todas las federaciones deportivas españolas tienen órdenes del Consejo Superior de Deportes de bloquear cualquier solicitud de membresía en las federaciones internacionales por parte de Gibraltar, cuya soberanía aspira a recuperar nuestro país después de que cediera parte de ese territorio --no el istmo, ocupado ilegalmente por los ingresos-- a la Corona británica en 1713.