La UE retrasa hasta 2015 el registro obligatorio de la identificación electrónica de ovino y caprino

Actualmente, el plazo expiraba el próximo 31 de diciembre, pero se ha decidido retrasarlo tres años más
Los Veintisiete han acordado aplazar hasta el 31 de diciembre de 2014 la obligatoriedad de registrar el código de identificación electrónica individual que debe llevar cada ejemplar de ganado ovino-caprino nacido a partir del 1 de enero de este año, según ha informado en un comunicado la Comisión Europea.

El periodo de transición que los Estados miembros acordaron para aplicar este sistema con el que mejorar la trazabilidad del ganado que se mueve por la UE expira el próximo 31 de diciembre y han decidido extenderlo tres años más, han precisado fuentes comunitarias.

Bruselas prevé formalizar en "las próximas semanas" la decisión tomada por los Estados miembros para dar mayor "flexibilidad" a los ganaderos porque reducirá significativamente la carga burocrática y les permite un periodo más largo para registrar el código aplicado a cada animal con este nuevo sistema de seguimiento.

Las nuevas normas con las que el Ejecutivo comunitario quiere facilitar a los ganaderos su adaptación a la legislación comunitaria entrarán en vigor el próximo 1 de enero de 2012. Ganaderos y Estados miembros habían expresado su preocupación por las dificultades para cumplir los requisitos comunitarios en el plazo marcado inicialmente.

La identificación electrónica sólo es obligatoria para los pequeños rumiantes nacidos a partir del 1 de enero de 2010 y por tanto todos los nacidos con anterioridad sólo están identificados con etiquetas convencionales no electrónicas, cuyo registro manual es mucho más lento y ,además, más sensible al error.