La UE promete a Grecia un “compromiso político” de solidaridad si fuera necesario

 
Agencias

Ni avales sobre sus emisiones de deuda, ni préstamos ni otro tipo de ayudas. El nuevo presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, apenas anunció que el plan liderado por Alemania y Francia para ayudar a Grecia consiste en “un compromiso político de solidaridad si fuera necesario” que será perfilado “en los próximos días, en las próximas semanas. Los miembros de la eurozona adoptarán resueltas medidas coordinadas si es necesario para proteger la estabilidad del área del euro en su conjunto”, añadió.

A cambio, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, remarcó tras la cumbre extraordinaria de la Unión Europea el “compromiso” griego de controlar su déficit público.

Respecto a la posibilidad de ayudar a otros países sobre los que desconfían los inversores, como pudieran ser los casos de Portugal y España. Van Rompuy apuntó que en la reunión de hoy “no se ha mencionado ningún otro país, sólo Grecia, únicamente”. Antes de hacer pública su declaración oficial, Van Rompuy se reunió durante más de tres horas con el presidente francés Nicolas Sarkozy, la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego, George Papandreu
Así, el Gobierno griego deberá rendir cuentas de aquí al 1 de marzo ante la Comisión Europea, sus vecinos de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que prestará su experiencia técnica a la causa, informa María Ramírez.

Por su parte, El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, volvió a defender “la solvencia” de la economía española y la “credibilidad” de su plan de recorte del gasto, e incluso aseguró que el Estado podría ayudar a financiar la deuda griega si fuera necesario. “Si la situación evolucionara hacia la necesidad imperiosa de ayudar, los países de la UE ayudaríamos a Grecia, y, por supuesto, España también”, dijo el presidente en rueda de prensa, tras la cumbre en que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete se comprometieron a acudir en auxilio de Grecia en los mercados, aunque no explicaron aún cómo.
“Sí, es verdad que, para algunos que han opinado la semana pasada lo que han opinado sobre la situación de España, sería extraño. Pero, como están equivocados, España, por supuesto, que también. Siempre asumimos nuestra cuota de responsabilidad en la UE, como en tantas ocasiones los países de la UE han asumido la cuota de responsabilidad con España y lo harían si fuera necesario”, añadió.