La UDS ¡ya está aquí!

Esta vez sí. Esta vez la UDS hizo sus deberes y aprovechó los resultados que le favorecían para pegar un saltode vértigo en la clasificación porque estos tres puntos le vuelven a meter en la lucha por arriba.

Con Rubén, Víctor Andrés y Piojo como principales novedades en el once, se dispuso la UDS de inicio ante el Caudal de Mieres. Una carta de presentación que apuntaba una primera intención por controlar el encuentro desde la medular para después buscar llegadas con por las bandas con hombres muy abiertos como el salmantino y Borja Sánchez.

 

Comenzaron bien los unionistas en los primeros minutos, presionando bien arriba al Caudal y recuperando con rapidez el esférico lo que le permitía pisar el área en varias situaciones seguidas que acabaron bien con remates rechazados por los defensas, bien con disparos fuera como el realizado por Piojo a los diez minutos.

 

Fue el propio Piojo el que rondó el gol con claridad cuando el encuentro alcanzaba sus primeros veinte minutos. La jugada nació de una buena combinación entre Lázaro que desde la medular buscó a Borja Sánchez en la banda. Su centro al primer palo buscaba al joven jugador que intentó sorprender tocando con el empeine y envió el balón por encima del larguero.

 

El Caudal, un equipo serio que ha sabido hacerse fuerte atrás para sacar rendimiento de su contra, empezó a estirarse después de ese primer arreón unionista y, aunque sobre todo a balón parado, creaba alguna incertidumbre en la grada.

 

En el campo el problema llegaba porque la Unión dejó de encontrar a sus bandas. Con el Caudal muy junto atrás –sin problema para meter a sus once hombres en apenas veinte metros-, los espacios no aparecían y todas las acciones morían en la frontal. Los mejores momentos llegaban cuando se encontraban Víctor Andrés e Igor De Souza y precisamente de una combinación entre ambos, ya en el minuto 40, nació la jugada que puso al Helmántico en pie de guerra.

 

El balón enviado desde el córner lo remató Fuster de cabeza al fondo de las mallas y mientras el linier corría hacia el centro del campo y sin mediar protesta alguna, el colegiado anuló la acción y decretó falta del defensa. Enfado monumental que arreció en la siguiente jugada, un córner claro que marcó como saque de portería.

 

Con los blanquinegros volcados, la grada encendida y el árbitro crecido acabó la primera mitad, aunque sobre todas las cosas un 0-0 que no podía satisfacer a la Unión.

 

Si los corazones de los blanquinegros acabaron a mil por la decisión del colegiado, a los cuatro minutos de la reanudación se pararon porque el Caudal tuvo dos ocasiones clarísimas, de esas de las que de cada diez se dejan escapar en ocasiones contadas. Primero Moreno rechazó a bocajarro un disparo y después Javi Sánchez, casi a puerta vacía, recogió el esférico y lo mandó a las nubes. Seguro que alguno no lo vio porque en esas décimas de segundo le dio tiempo a cerrar los ojos y rezar todo lo posible. Surtió efecto pues casi un milagro que la UDS no se viera por debajo en ese momento.

 

Se tranquilizó la situación y regresó el dominio de los locales que por momentos encerraban al Caudal atrás, aunque los asturianos daban la impresión de sentirse cómodos en el papel de muros y despejaban una y otra vez todos los envíos, centros o disparos al área.

 

Pero era un dominio demasiado claro y alguna buena ocasión tenía que llegar y lo hizo no sólo como ocasión sino como el gol que hacía justicia a lo visto. Lázaro envió un centro perfecto al área, buscando a Igor, que también se desmarcó a la perfección buscando el segundo palo y de cabeza envió el balón al primero, lejos del alcance del guardameta.

 

Quizás restaba lo más difícil, atar lo conseguido. María metió en el campo a Moreira para tratar de no perder fuelle en la zona de tres cuartos y en la presión y le salió a la perfección porque fue justo él el que marcó el tanto que ponía la sentencia la victoria. Se encontró en un mano a mano con el portero y no dudó para hacer el segundo. 

 

Un tanto celebrado al grito de ¡Sí se puede! Un gol tan importante que hasta el portero se fue hasta el otro área a celebrarlo porque con él se atan los puntos que permiten creer. La UDS está de vuelta a la lucha. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

2 UD SALAMANCA: Raúl Moreno, Zubiaurre, Raúl Fuster, Rubén García (Pol, min. 84), José Ángel, Piojo (Javi H., min. 76), Victor Andrés (Moreira, min. 66), Igor de Souza, José Rodríguez, Lázaro y Borja Sánchez

 

0 CAUDAL DE MIERES: Javi Díaz, Noel (Calvillo, min. 80), Toyos, Richard, Rojas, Pevida (Nacho, min. 73), Armando, Gonzalo, Javi Sánchez (Jandro, min. 73), Prosi y Nacho Sánchez

 

GOLES: 1-0, min. 65, Igor De Souza. 2-0, min. 81, Moreira.

 

ÁRBITRO: Milla Alvénduiz (comité andaluz). Mostró cartulinas amarillas a Noel, del equipo visitante, y Piojo, de la UD Salamanca. 

 

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la jornada 32 de Liga que se disputa en el estadio Helmántico ante 3.543 espectadores. 

Los jugadores de la UDS se abrazan celebrando el tanto de Igor De Souza (Foto: T. Sánchez)
Ver album