La UDS vuelve a dar la de arena

El equipo charro empató en casa ante el colista a pesar de adelantarse de nuevo en los cinco primeros minutos

 

 

La UDS volvió a dar la de arena ante un Burgos que no demostró absolutamente nada en el Helmántico salvo salvaguardar su portería una vez que lograron el empate.

Por su parte, el conjunto salmantino volvió a venirse abajo en una segunda parte en la que por momentos estuvo a merced de su rival en un partido en el que, además, perdonó ocasiones claras de gol para toparse además con un arbitraje malo y un colegiado con aires 'chulescos' que quiso acaparar el protagonismo final y lo logró.

El equipo charro logró un nuevo tanto muy temprano, como sucedió ante el Amorebieta, esta vez en el minuto 5 y tras un gran cabezazo de Marcos Márquez en una jugada de estrategia que comenzó por una falta bien botada por Pablo de Lucas.

El peligro venía en esta primera mitad por la banda derecha de Sergio García, que era la más incisiva sobre el área de Jonathan, mientras que Jeremy en la izquierda pasaba más desapercibido.

Antes de terminar el primer tiempo, el colegiado Costas Soto expulsó a Pablo Zegarra con una excusa de lo más peregrina, que no se sentó en el banquillo. Lo curioso es que un entrenador, mientras esté en su área técnica, puede estar perfectamente de pie durante todo el encuentro si quiere.

Tras este incidente llegó un verdadero carrusel de tarjetas a los unionistas, entre ellos a Sergio García y Yuma. Este último, al ver su quinta amarilla, no jugará el domingo ante el Eibar.

Tras el descanso, la UDS erró dos opciones clarísimas de gol que en esos minutos hubieran matado el partido. Una fue un paradón de Jonathan a disparo de Jeremy y, la segunda, un claro error de Sergio García en una contra que se llevó por velocidad Jeremy desde la izquierda y que el zamorano no acertó a pegar bien cuando tenía un claro uno contra uno.

Apenas un minuto después llegó el tanto del Burgos tras un claro error de Diego Reyes. Quedaban entonces a los unionistas 40 minutos para marcar un gol.

Mediada la segunda mitad, Zegarra tomó la decisión de sentar a sus dos delanteros, que fueron sustituidos por Carlos de la Nava (que terminó siendo el capitán del equipo) y Javi H. En un intento por dar frescura al ataque blanquinegro, técnico charro lo que consiguió es quitar mordiente a la punta de lanza de la UDS.

En estos minutos consiguió la UDS arrinconar al Burgos casi en su área, pero no acertó con ninguna de sus ocasiones. Jeremy -que fue el único que llevó más peligro al área rival- parecía fundido al final y Sergio García, igual.

En el minuto 75, además, un inoportuno resbalón de Ayala pudo provocar el segundo gol de los busgaleses, aunque estuvo atento José Ángel -que firmó un gran partido- para robarle la cartera a Same, que se durmió en los laureles.

Al final, en el 93, llegó la jugada de la polémica, ya que tras un buen pase de Yuma, Javi H fue derribado en el área en un claro penalti, aunque el colegiado señaló un fuera de juego previo, lo que terminó de encender a una grada que no aguantó ya más. En las imágenes del partido se ve claramente que el canterano salmantino arranca en posición reglamentaria.

Tras el pitido final, lo peor del partido: gritos, insultos y abucheos al Burgos -sobre todo al portero Jonathan-, una veintena de aficionados salmantinos que esperaron al equipo rival y al árbitro a la salida y un mal ambiente general provocado por un empate ante un equipo inferior que deja un amargo sabor de boca en el entorno blanquinegro.