La UDS ¿toca fondo? ante el Logroñés

La imagen del equipo fue muy pobre y los aficionados se lo recriminaron con una sonora pitada al final

La UDS sigue diciendo adiós a la fase de ascenso una semana tras otra. Pero, además, con esta suma de derrotas lo que hace es acercarse peligrosamente al descenso, cuya promoción está ya a tres puntos.

Y es que la primera mitad del encuentro ante el Logroñés se puede calificar casi de bochornosa. El equipo charro no fue dueño del balón en ningún momento y sí el conjunto riojano, que llevó el peligro sobre todo desde la banda derecha, donde una vez más Diego Reyes volvió a estar muy flojo, siendo superado en numerosas ocasiones por De Paula.

La actuación de la UDS dejó tanto que desear que el mejor de los primeros 45 minutos fue el cancerbero charro Ángel Bernabé, que salvó hasta en dos ocasiones al equipo charro, ya que en el gol de Cervero en el minuto 29 de la primera mitad la defensa le dejó vendido.

Para cambiar un poco el rumbo del equipo, Zegarra hizo un cambio en el descanso. Dio entrada a Igor de Souza por Yuma para tratar de tener más mordiente arriba. Sin embargo, el brasileño mostró su versión más espesa en el campo, sin crear peligro o ni llevarse a los centrales con su poderosa presencia para dejar huecos a sus compañeros.

Por detrás, De Lucas estuvo siempre por debajo de las exigencias del partido, sin ofrecerse ni dar pases en largo que aclararan la situación del equipo. Ni siquiera en el lanzamiento de córners estuvo bien el mediocentro, que al final fue sustituido en esta función por De Gomar y, al final, por Sergio Ramos.

En el minuto 60, Zegarra -viendo que las cosas no mejoraban- quiso ofrecer más intensidad en banda y dio entrada a Piojo por Carlos de la Nava. El canterano, desde su posición de extremo derecho- ofreció variantes al equipo y la actitud que algunos compañeros parecían no tener. Luchó, quebró a defensas e intentó dar mordiente a su banda.

Sin embargo, en el minuto 70 un error de la defensa charra supuso el segundo y definitivo gol, que encendió por completo a la grada, que ya no pasó ni una al equipo. Con gritos en contra de Balta y la ya conocida "esta camiseta no la merecéis" pitaron todos los errores unionistas.

En esta segunda mitad, el Logroñés le ofreció descaradamente la pelota a la Unión, pero los locales no lo aprovecharon. Sí tuvieron una mayor posesión del balón, pero no hicieron daño a su rival, ya que finalizaron el encuentro sin disparar entre los tres palos.

A diez minutos para el final, Zegarra dio entrada a Sergio Ramos en el campo, sustituyendo a un Diego Reyes que fue despedido con una sonora pitada. El mediocentro, sin embargo, ofreció lo mejor del partido para los unionistas con dos centro largos y profundos a la bota del compañero que nadie había logrado hasta el momento.

Bien colocado y con un excelente manejo del balón, el canterano junto a las ganas de Piojo, un par de detalles de Jeremy y un par de paradas de Bernabé, lo único que se salvó del encuentro ante el Logroñés, que hizo su trabajo y, con el marcador a favor, se encontró como pez en el agua.