La UDS tiene prohibido recortar su margen de maniobra

El Salamanca y su afición necesitan recuperar las mejores sensaciones en el Helmántico

Hay que ganar o ganar. Más de un mes sin hacerlo es demasiado para un equipo con aspiraciones ya reconocidas y ante el Sporting B ya hay que sacar los tres puntos, máxime si la cita es en el Helmántico. 

Con la oportunidad de ver sobre el césped a alguno de los nuevos refuerzos puesto que la única baja con la que cuenta el Unión Deportiva Salamanca es la de Moreira, que cumple su segundo partido de sanción, los aficionados están expectantes para comprobar cómo reacciona un equipo al que se le ha olvidado ganar en las últimas semanas.

 

Desde que la UDS batiera al Club Deportivo Guijuelo allá por el mes de diciembre no ha vuelto a celebrar la consecución de tres puntos y el bagaje ha sido de todo menos bueno para un equipo que quiere estar entre los primeros de la clasificación. Por suerte es una Liga igualada, en lo bueno y en lo malo, y eso ha permitido que alguno de los rivales no se haya distanciado demasiado pero el que se está quedando sin margen de maniobra es la Unión que ante el Sporting B sólo da por bueno un resultado: la victoria.

 

Con tanta disponibilidad de jugadores y la aparente confianza que se tiene en los recién llegados no es fácil vaticinar el once por el que apostará Etxeberria porque el propio técnico reconoció que, aunque no para los 90 minutos, los Rubén García o Faria están para jugar si así lo estima. Habrá que ver pues cual es su apuesta aunque cabe esperar que sea la de un equipo de corte ofensivo.

 

Enfrente un rival que ha ido de menos a más y que en las últimas diez jornadas ha sumado tres victorias y cuatro empates. En ese margen de partidos no ha conseguido vencer fuera de casa pero sí ha sacado tres empates y tan sólo ha caído en dos ocasiones mostrando una importante seguridad defensiva que ante una UDS que parece 'cegada' de cara a la portería en las últimas semanas puede resultar preocupante. Eso sí, el equipo asturiano viene con varias bajas importantes. Jugadores que esta semana han sido citados con el primer equipo como Jara, Guerrero y Menéndez no podrán estar en el Helmántico.

 

Un estadio, el salmantino, que una vez superado el tope de los 5.000 aficionados quiere celebrar una victoria que permita que esa cifra aumente. Debe ser el punto de despegue para después confirmarlo la próxima semana en uno de esos duelos de campanillas que se esperan todo el año, el Oviedo-UDS.

 

El encuentro comenzará a las 17.00 horas y será dirigido por Muñoz Mayordomo, del colegio manchego.