La UDS tiene las cuentas muy claras: mejor ganar

Aunque con un empate, e incluso con la derrota, podría bastarle para salvarse, la plantilla quiere evitar sustos y apuesta por ganar ante el Villarreal B para certificar su permanencia
David Gutiérrez

El Salamanca depende de sí mismo y sus cuentas están muy claras: todo pasa por ganar, para así poder olvidarse de lo que hagan lo demás rivales. Eso sí, para cubrir el hipotético caso de que el partido contra el Villarreal B se tuerza y al final los charros logren un empate o incluso pierdan, estarán muy atentos a lo que suceda en el resto de partidos de los equipos implicados en la pelea por evitar el descenso.

La última jornada puede ser de locos. Podrían salvarse los tres que están ahora mismo en descenso, incluido el Real Unión con una auténtica carambola, y también podría darse el caso de que terminaran descendiendo el Girona y el Nástic, que ahora mismo tienen tres puntos de ventaja sobre el descenso.

Para la UDS, ganar es el resultado más cómodo. Si vence, se situaría con 52 puntos, absolutamente inalcanzable para Las Palmas, Cádiz y Real Unión. Incluso se podría dar el caso de que la UDS, en función de los resultados, terminase la competición en una más que aceptable duodécima plaza.

El empate unionista en Villarreal es el que obliga a hacer más cuentas. Será suficiente siempre y cuando el Cádiz, Las Palmas y el Murcia no ganen. Podría darse la circunstancia de que se produjera un séxtuple empate con 50 puntos entre los charros, el Rayo, el Huesca, el Albacete, el Murcia y el Cádiz. En ese caso entrarían en juego las diferencias de goles globales entre los seis equipos inmersos. En el caso de que la UDS empatase y el Murcia hiciese lo mismo, sin que hubiera más equipos con 50 puntos, y Las Palmas ganara, la UDS descendería junto al Real Unión y al Cádiz, además del Castellón, ya de Segunda B.

Lo peor de todo, claro está, sería perder. Ahí la UDS tendría que confiar en que Las Palmas no puntuase ante el Nástic y en que el Cádiz no ganase al Numancia para evitar el fatal desenlace. Resultados ambos poco probables.

Especial interés tendrán los charros en lo que suceda en los dos enfrentamientos directos que hay en la última jornada. Se miden Las Palmas y Nástic en el estadio Gran Canaria y Girona y Murcia en tierras catalanas. Al Salamanca le interesaría cualquiera resultado, pero sobre todo, y por si acaso, que perdiera Las Palmas.

Un auténtico lío el del próximo fin de semana, en el que habrá suspicacias y, sobre todo, transistores cerca de los banquillos y calculadoras en manos de los aficionados de diez equipos y diez ciudades diferentes, entre ellas, claro, Salamanca.

El horario del partido
La Liga de Fútbol Profesional decidió que todos los partidos de Segunda con algo en juego, entre ellos el Villarreal B-UDS, se juegen en horario unificado el próximo sábado desde las 18 horas.