La UDS sigue creciendo

MÁS RIVAL. El Salamanca se impuso a un Rayo Vallecano al que acogotó en los primeros minutos de cada tiempo pero creó problemas a balón parado.
TERESA SÁNCHEZ / MEDINA DELCAMPO
Con un once muy similar al que comenzó el partido en Ávila y el mismo planteamiento táctico, aunque con la novedad de la entrada de Zamora como pivote defensivo, con Yuste por delante junto a Quique y Perico desplazado a la banda, el Salamanca comenzó el encuentro frente al Rayo muy enchufado. De hecho en apenas once minutos acumuló tres ocasiones claras de gol, la primera con un remate colocadísimo de cabeza de Kike López que sacó el portero, después con una internada de Perico y, a la tercera, tras un pase medido de Quique Martín en busca de Kike llegó la vencida. El joven delantero se internó en el área y de disparo cruzado batía a Dani Giménez.

La UDS hasta ese momento recuperaba el balón con mucha rapidez y buscaba una y otra vez la banda izquierda donde Perico se mostraba muy activo aunque con menos relevos que en otros partidos por parte de Arbilla, que tenía en Piti un adversario al que controlar. Poco a poco el Rayo comenzó a ganar terreno y, si antes habían sido los unionistas los que habían acumulado ocasiones, por dos veces Bernabé sumó sendas intervenciones con acierto, sobre todo la segunda a disparo de Provencio. Frente al que no pudo hacer nada fue con un remate de Arribas tras un saque de esquina bien botado por el Rayo y mal defendido por la Unión, que permitió que le encerraran en el área pequeña a sus hombres y eso dejó la situación franca para que el central madrileño rematara a placer.

Tras el empate, el duelo se igualó, con mucho más control de los hombres del centro del campo y las marcas mucho más ajustadas. El Salamanca merodeó el área del Rayo con peligro en un par de ocasiones que acabaron con sendas faltas en la frontal botadas sin mayor peligro por encima de la portería y los centros desde la banda derecha del conjunto madrileño acabaron siendo sus acciones de mayor peligro antes de que el colegiado señalara el tiempo de descanso.

Mejor inicio de la segunda parte
Comenzó la segunda mitad sin cambios y con un Salamanca que, de nuevo, supo sorprender en los primeros minutos. Sito Castro subió por sorpresa la banda derecha y puso un envío medido al centro del área donde la figura de Linares se elevó por encima de los centrales para hacer el segundo tanto y su quinto particular en esta pretemporada. El delantero está de dulce, demostrando una capacidad para desmarcarse como en plena temporada, y estuvo a punto de hacer otro gol en una acción idéntica que llegó en el minuto 65, esta vez con centro de Kike López y un cabezazo picado que sacó el portero a córner.

El Salamanca tenía el partido donde quería y fue difícil que encontrara continuidad en un segundo tiempo que se convirtió en un rosario de cambios, sobre todo por parte del RayoVallecano, puesto que Cano esperó a los últimos minutos para realizar el grueso de ellos.

Aunque los madrileños tuvieron más el balón, Bernabé apenas pasó apuros, quizás los provocados por la falta de luz en unos últimos minutos que se jugaron en tinieblas, aunque la oscuridad no pareció molestar a Sergio García, ya que en la prolongación aprovechó para meter el tercer tanto de la UDSalamanca y sentenciar definitivamente el tercer choque de los charros.