La UDS se prepara otra vez para una gran final

D’Alessandro y los suyos se juegan la permanencia el próximo domingo contra el Real Unión de Irún
David Gutiérrez

Por eso, desde el club, en el más amplio sentido de la palabra, se quiere convocar al unionismo para otra de esas grandes finales.

En las últimas décadas, el Salamanca ha vivido cuatro partidos muy especiales, de jugársela al todo o nada, y sólo en uno dio la de arena. Fue en aquella nefasta tarde casi veraniega, cuando un semidesconocido Dani Güiza, enrolado en el Ciudad de Murcia, mandaba al Salamanca a Segunda División B. Pero aquella situación era muy diferente a la de hoy en día. Aquél era un equipo viciado, marcado por el vedettismo. Y así terminó. Lo mejor fue la respuesta del público, que casi llenó el estadio blanquinegro. Las otras tres grandes finales de los últimos veinte años se saldaron con éxito y son el espejo en el que se mira este Salamanca. Del imborrable recuerdo de Albacete, 0-5, a los cuatro tantos en Vitoria o, la gesta más reciente, el gol de Miku al Sevilla Atlético que rescataba al Salamanca del infierno de Segunda División B. La UDS quiere dar un golpe de efecto con un triunfo ante el Real Unión. Es una de esas grandes ocasiones en las que nadie se deja nada en el tintero. El club convoca al público y éste, a los jugadores. Un círculo que debe cerrarse con la permanencia.