La UDS, impotente ante sus propios errores

Tras ponerse 1-0 por delante, el equipo charro fue incapaz de mantener su puerta a cero ante el Mirandés, líder. Las fotos, en ESTA GALERÍA

La UDS seguirá otro año en Segunda B, y gracias. Por lo visto de nuevo sobre el campo, lamentablemente el equipo unionista no está para luchar por el ascenso a Segunda, ya que tras adelantarse en el marcador fue incapaz de mantener su puerta a cero. Errores propios del equipo blanquinegro dieron vida al líder, que no perdonó y se terminó llevando los tres puntos.

“Como no nos matemos en un accidente los que estamos por delante, es imposible” que la UDS alcance los puestos de ‘play off’ ha asegurado Pouso en rueda de prensa. Y, a pesar de que no es políticamente correcto, el ex del Guijuelo lleva toda la razón.

La UDS comenzó con el pie izquierdo el partido, ya que era incapaz de mantener la posesión de balón. No daba dos pases seguidos el equipo charro ante un Mirandés que salió muy decidido a jugar y dar la cara en el Helmántico.

Casi 20 minutos estuvo el equipo salmantino a merced del conjunto revelación de la Copa del Rey de este año. De hecho, el primer disparo a puerta de los charros llegó en el minuto 17 gracias a un remate de cabeza de Marcos Márquez, que pareció animar a los blanquinegros.

A raíz de esta ocasión, la UDS pareció estirarse en el campo, aunque el balón no salía fluido desde el centro del campo, ya que Yuma se preocupaba más del aspecto defensivo y Pablo de Lucas estaba muy espeso en estos primeros minutos.

El primer ‘uy’ que se oyó en la grada del Helmántico llegó en el minuto 24 tras un córner que botó Sergio García desde la izquierda cuando un rechace cayó a los pies del central salmantino José Ángel, que disparó a bocajarro pero paró Nauzet, muy afortunado.

Se estiraba poco a poco la UDS hasta que, en el minuto 30, un gran pase de Igor de Souza dejó solo a Javi H que controló con pecho perfectamente el balón y, con una excelente carrera batió al portero del Mirandés.

Parecía en estos momentos que la UDS podía matar el partido en cualquier instante a la contra, ya que llevaba mucho peligro tras conseguir subir un punto en intensidad defensiva.

Se despidió así con un inmejorable sabor de boca la UDS de la primera parte, con el público metido en el partido, animando con fuerza cada acción de los suyos.

En la segunda mitad, en cambio, variaron las cosas. Por lo pronto, Sergio García tuvo el segundo gol en sus botas apenas alcanzado el minuto 55, pero Nauzet sacó una gran mano. Y cuatro minutos después, el Mirandés logró empatar con un tanto de Muneta que dejó helados al equipo y a su parroquia.

Un disparo desde fuera del área haciendo parábola dejó a defensa y portero salmantinos haciendo la estatua.

No fue capaz la UDS de reaccionar tras el empate, a pesar de la entrada de Sergio Ramos por un acalambrado De Lucas en el campo. Zegarra, además, había cambiado las bandas para que Sergio García estuviera en la izquierda y Javi H, en la derecha.

Y a pesar de que la UDS no parecía llevar demasiado peligro, los charros recibieron la puntilla con un penalti señalado por el colegiado en el 75, muy protestado por el equipo y la afición del Helmántico cometido al parecer por Pablo Gómez, que se llevó la amarilla. Bernabé, en esta ocasión, no logró adivinar la intención del ‘mediático’ Pablo Infante –que había salido en el 65- y el Mirandés remontaba el marcador adverso con 15 minutos por delante.

Zegarra movió de nuevo el banquillo, dando entrada a Piojo por Yuma, con lo que el equipo se quedó con un 4-1-4-1 sobre el campo y, después, jugándosela en busca del empate al sacar a Carlos de la Nava por Pablo Gómez.

Tres repuestos de la casa, tres jóvenes canteranos que, sin embargo, no fueron capaces de llevar a su UDS al menos al empate.

Otra derrota en casa, pues, para dejar al equipo salmantino un año más en el ‘infierno’ y ocho jornadas por delante para seguir penando en este ‘purgatorio’ de no jugarse nada.