La UDS es un quiero y no puedo

Empate que no sirve para nada. La UDS tuvo que remontar por dos veces un marcador en contra ante un Rayo B que supo aprovechar sus oportunidades y que hurgó más en la herida de un Salamanca cuyo desencuentro con la afición va camino del divorcio (2-2)

No está siendo tiempo de pasión para la UD Salamanca precisamente. El equipo salmantino llegaba al encuentro ante el Rayo Vallecano B después de protagonizar varios sinsabores de manera consecutiva que provocaron que por primera vez en mucho tiempo se detectara un desapego notable de la afición respecto a su equipo.

 

El enamoramiento hace tiempo que quedó en el olvido y la rutina de los malos resultados han hecho demasiada mella así que pitos cuando el Salamanca saltó al campo y también alguna cara de sorpresa al comprobar que en el once había una cara que nadie esperaba, la de Esteban, y ausencias como las de Igor o Piojo. Un aviso desde el banquillo por parte de María, que parece querer dejar claro a la plantilla que ahora es quien manda. Por fin, dirán algunos… No debería verse obligado a tener que hacerlo, pensarán otros.

 

Empezó el partido y silencio sepulcral en el Helmántico. Ambiente casi de procesión y una pancarta en la grada que rezaba: “Esta es la animación que os merecéis”. El reproche sin palabras es el que más duele y la parroquia esperando a que hablaran sobre el  césped.

 

Si de mejorar la actitud se trataba nada que echar en cara a los unionistas que se plantaron sobre el césped adelantados, buscando recuperar rápido el  balón gracias a su presión. De un robo surgió rápido la ocasión con una llegada al área que finalizó con disparo de Moreira que se marchó ligeramente alto tras tocar el guardameta visitante.

 

Un buen primer apunte aunque para reconquistar quizás hay que ser más constante y eso no es algo que le resulte fácil al equipo salmantino. Tenían mucho más el balón pero se echaba en falta un galvanizador de juego, alguien que lo llevara arriba con claridad de ideas y con el Rayo bien replegado alrededor de su área, las posesiones delos locales acaban en la frontal.

 

Al menos al cuarto de hora volvió el ánimo desde la grada. Castigo acabado y todos a remar en la misma dirección aunque hubo que esperar casi hasta final del primer tiempo para poder llevarse algo potable a la boca.  Desperdició la Unión una ocasión clarísima ya con el partido por encima del minuto 40 cuando José Ángel salió jugando desde atrás, avanzó con potencia y habilitó a Borja Sánchez que, tras superar a un defensa, y con todo a favor, decidió colocarse mejor el balón antes de chutar, tuvo que sortear al guardameta también y finalmente otro defensa llegó a tiempo para despejar. El rechace lo recogió De Lucas pero tampoco acertó entre los tres palos.

 

Tocaba marcharse a vestuarios, buscar la tranquilidad para volver a la carga en la reanudación pero cualquier posibilidad de rearmarse se vino al traste al poco de comenzar la segunda parte. Al contrario que Borja, Perea sí aprovechó su oportunidad cuando el Rayo B pisó el área tras una grandísima acción personal. No perdonó y puso el 0-1.

 

Un duro golpe para alguien ya tocado y durante muchos minutos los jugadores de la UDS caminaron como noqueados por el campo dejando que el Rayo saliera en varias contras seguidas con peligro.

 

Tocaba actuar casi a la desesperada. María agotó los tres cambios y a los dos minutos de situar sobre el césped a Víctor Andrés y a Igor De Souza el brasileño se reencontró con el gol gracias a un buen remate de cabeza. Un buen tanto y toda una inyección de energía para los locales y su público que se veían con opciones de remontada.

 

Adrenalina a tope sofocada de golpe y porrazo por un remate de cabeza de Gabri a la salida de un córner que pilló a todos por sorpresa. Cuando el conquistador parecía haber recobrado su espacio se reencontró con su dura realidad. Tener que seguir sufriendo y así hasta el 88 cuando a Igor se le escapó otra clarísima oportunidad aunque, por suerte, un minuto después aprovechó un buen pase interior para poner el 2-2.

 

Demasiado tarde. La UDS quiere, pero no puede. Se queda corto y como premio se llevó los pitos de una afición otro paso más decepcionada. 

 

FICHA DEL PARTIDO: 

 

2 UD SALAMANCA: Raúl Moreno, Zubiaurre, Raúl Fuster, José Ángel, De Lucas, Javi H. (Piojo, min. 58), José Rodríguez, Lázaro, Borja Sánchez, Moreira (Víctor Andrés, min. 67) y Esteban (Igor De Souza, min. 67).

 

2 RAYO VALLECANO B: Isma, Rober, Nacho, Alcañiz, Gabri, Cuerva, Nono, Isaac Nana, Dani, Jorge Sáez y Perea (Chevi, min. 89)

 

Árbitro: Sánchez Laso, colegio extremeño. Mostró amarilla al local Moreira y a los visitantes Nono, Cuerva

 

Goles: 0-1, min. 54, Perea. 1-1, min. 69, Igor De Souza. 1-2, min. 73, Gabri. 2-2, min. 88, Igor De Souza.

 

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 30 de Liga que se disputa en el estadio Helmántico ante 4.685 espectadores.