La UDS apoya el ‘parón’ que divide el fútbol nacional y alteraría el calendario

DECIDIRÁ UN JUEZ. Los clubes que quieren jugar impugnan la Asamblea que convocó la huelga y será un juez el que decida
T. S.

La Unión Deportiva Salamanca está a favor del cierre patronal que propone la LFP los días 2 y 3 de abril para reclamar que se acabe con el fútbol en abierto y para obtener mayor tajada de las apuestas deportivas. Un parón que respalda la mayoría de los clubes de Primera y de Segunda pero que también tiene a sus contrarios lo que ha provocado un auténtico cisma entre clubes.

De hecho ayer los seis conjuntos de Primera que se oponen decidieron ayer impugnar ante el Juzgado de Primera Instancia de Madrid la Asamblea de fecha 11 de febrero, en la que se acordó ir a la huelga. Los seis equipos son: Sevilla, Villarreal, Athlétic de Bilbao, Real Sociedad, Espanyol y Zaragoza, que además de la suspensión cautelar de la Asamblea solicitan que el juez ordene la celebración de la jornada prevista para el primer fin de semana de abril. Ahora tendrá que ser el Juzgado el que decida si se inhibe o actúa. En el primer supuesto la postura de la LFP parece firme, de hecho a estas alturas, cuando ya se conoce cómo quedará ubicado el encuentro de la jornada siguiente, ni ha dado horarios ni se han pedido árbitros, de manera que el calendario podría quedar alterado de forma notable.

El Salamanca, como miembro del G30, apoya el parón desde que se votó en la Asamblea y se mantiene a la expectativa de la decisión final del Juzgado. Al equipo salmantino le toca visitar el Carlos Belmonte, el día 2 o 3 de abril, para medirse al Albacete. En caso de mantenerse el parón, la jornada se disputaría los días 9 y 10 de abril y, por lo tanto, la Liga acabaría una semana más tarde e incluso el play off se podría alargar hasta el mes de julio.