La UD Salamanca le da la vuelta a su proyecto

Seguramente por exigencias del guión -dinero-, en la UDS se comenzó la temporada hablando de un proyecto de cantera a largo plazo. Cinco meses después y tras un giro en la dirección y la llegada de cuatro fichajes sólo tres de los canteranos siguen en el equipo. 

Con el cierre de los dos últimos fichajes de invierno, Rubén García y Joâo Silva Faria, y con la marcha de algunos jugadores que habían dejado de contar para Gorka Etxeberria, caso de Ladero o Manasé a la espera de ver qué sucede con Pablo Gómez, la UD Salamanca ya tiene la forma definitiva con la que encarará el final del campeonato.

 

Han llegado cuatro caras nuevas pero con ese número basta para afirmar que la UDS le ha dado la vuelta de lo que quiere que sea su presente y futuro porque si a principio de temporada se habló, en boca de su entrenador y marcado así por la directiva, de “un proyecto de club de cantera que quisiéramos llevar adelante”, ahora se puede decir que esos ‘hombres de la casa’ parecen haber perdido protagonismo.

 

Siete de los ocho salmantinos que comenzaron la temporada en agosto han salido de la cantera de la Unión –Ladero lo hizo de la de la Unión Deportiva Santa Marta-, y de ellos seis han disputado algún minuto –Sergio Ramos comenzó lesionado y no ha llegado a debutar-, pero ahora mismo sólo tres tienen la posibilidad de aspirar a seguir haciéndolo: José Ángel, Piojo y Coque.

 

El primero en quedarse sin opciones fue Sergio Ramos que una vez recuperado de su lesión recibió la noticia de que no iba a tener ficha con el primer equipo y sigue sin resolver su futuro. Después Mario Villoria sufrió una lesión que le ha tenido de baja tres meses y que obligó a fichar a otro portero que le ha dejado sin hueco. Se habló de una posibilidad de recalar en el CD Guijuelo pero todo apunta a que acabará reforzando el marco del filial.

 

El siguiente en perder sus opciones de jugar con la UDS este año fue Raúl Manasé, descartado justo antes de abrirse el mercado invernal y que acaba de rescindir su contrato con el club. Y, por último hay que hablar de la marcha de Carlos de la Nava, que había entrado de manera esporádica en los planes de Etxeberria, y ha dejado el Salamanca camino de Valencia para jugar con el filial del equipo ché.

 

A esta lista de canteranos ‘caídos’ cabe la posibilidad de unir a Héctor Ladero que, no comparte con sus compañeros la condición de jugador de base pero sí la de salmantino y que también acaba de abandonar el club en busca de más minutos sabedor que la llegada de un central le iba a dejar casi sin posibilidades de jugar.

 

De esta forma tan sólo José Ángel, titular indiscutible, Piojo, que también goza de mucho protagonismo pese a sus entradas y salidas del once de las últimas semanas, y Coque, titular durante muchas jornadas pero ahora relegado al banquillo tras la llegada de Raúl Fuster, son los únicos exponentes del aquel proyecto de cantera que ahora ha tornado su vista al mercado en busca de dar un salto de calidad que habrá que ver si trae como consecuencia el objetivo marcado del ‘play off’.

De izquierda a derecha, Coque y Piojo, que siguen en la UDS, y De la Nava y Manasé, que han salido