La UD Salamanca aclara su futuro y el CD Guijuelo apurará hasta el final

Los blanquinegros ven la luz tras la decisión de Pascual de descapitalizar sus acciones y con la recepción de los 465.000 euros de la LFP

El futuro del fútbol en la provincia de Salamanca ha estado en entredicho hasta hace muy poco tiempo pero el futuro se va aclarando un poco más para que el año que viene haya fútbol en Segunda B, pero nada más.

Aún es pronto para conocer qué puede hacer la UDS en el aspecto deportivo pero está claro que en la última semana se han producido dos hechos que han permitido a un histórico como el Salamanca eludir una desaparición que tomaba fuerza.

El primero de ellos ha sido la decisión de Juanjo Pascual de descapitalizar todas sus acciones, dejarlas a cero, o lo que es lo mismo, perder varios millones de euros. Para algunos puede parecer una obligación pero lo cierto es que habría que ver cuántos en su situación hubieran hecho lo mismo. Las formas le han perdido muchas veces pero hay que reconocer que ha antepuesto los intereses del club a los suyos.

Y el segundo hecho importante, consecuencia del anterior, es la entrega por parte de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de 465.000 euros que permiten a la UDS saldar la deuda con los jugadores y los empleados del club, aunque aún le queda una parte que recibir.

Por ello, el presidente del equipo, Paco Caste, ya señaló que se ve “el futuro con más optimismo gracias a la decisión de Juanjo, lo que nos permite, a partir del día 28 que se celebre la Junta Directiva, comenzar una planificación deportiva”.

Crear un equipo competitivo y de cantera o… recuperar a otros salmantinos
Por ello, el objetivo de la UDS es hablar primero con los jugadores que tienen contrato para intentar llegar a un acuerdo con sus fichas y después con algunos de los canteranos que tienen que tomar más protagonismo este año para intentar el ascenso a Segunda.

Y por qué no, recuperar a otros salmantinos que no les quedan muy lejos ya que tanto David Montero como Álvaro Tejedor (ambos ex del Guijuelo) verían con muy buenos ojos regresar a la que ya fue su casa pero donde no les dejaron triunfar, y quizá sea ésta una buena oportunidad: tirar de gente de la casa comprometida. Otro caso diferente es el de Koeman, que podría ser una opción para el mercado de invierno aunque puede depender del estado de su rodilla.

El Guijuelo, con más incertidumbre
Por su parte, el CD Guijuelo está a la espera de conocer qué apoyo tendrá de los industriales y empresarios de la localidad ante la negativa del actual presidente Jorge Hernández de seguir presidiendo el club, por lo que el futuro del equipo es una incógnita y dependerá de la presión que se ejerza desde el club al ayuntamiento y al resto del entramado empresarial.

Lo cierto es que el Guijuelo tiene hasta el 29 de junio para saldar la deuda con los jugadores porque de lo contrario podría perder la categoría y está pendiente de la retirada del aval de 125.000 euros por parte de la Federación para quitarse un obstáculo del medio.

Además, los chacineros no tienen aún decidido quién será su entrenador y tienen que realizar muchos fichajes o renovaciones de contrato ya que tan solo Jonathan, Garban, Romero y Chema tiene asegurada la continuidad.

¿Y si Jorge Hernández continúa?
Por otro lado, han comenzado a surgir rumores en Guijuelo sobre la posibilidad de que el actual presidente continúe en el cargo si consigue apoyo y más dinero para funcionar el año que viene porque se han dado de plazo hasta el 30 de junio para tomar una decisión y de no haber nadie, el club desaparecería. Pero todo hace indicar que llegado el caso, Hernández continuará al mando del club y se habla en Guijuelo de posibles candidatos al banquillo del equipo verde de cara al próximo año. Por ello, ¿se tratará de una medida de presión?