La 'torre de fuego' de los Bomberos, según USO: "Es una torre para hacer una película"

El sindicato que defiende a varios de los bomberos sancionados denuncia que la instalación en la que el Ayuntamiento de Salamanca se gastó un millón de euros ha tenido fallos desde el principio y que todavía hoy no funciona como debería.

Una instalación que ha fallado desde el principio, que lo sigue haciendo, que no funciona como debería ni como lo hacen otras de menor coste, que no permite hacer prácticas con fuego real... "una torre para hacer una película". Así describen los responsables de USO, el sindicato al que pertenecen varios de los bomberos sancionados por el Ayuntamiento de Salamanca por protestar por la inversión de un millón de euros en una instalación que ha demostrado tener numerosos fallos y que, fundamentalmente, no sirve para entrenar a bomberos profesionales. Descripción que el sindicato ha lanzado en un acto de entrega de cheques de la 'caja de resistencia' a diez de los sancionados con un mes de empleo y sueldo. En total, se han entregado cheques por valor total de algo más de 15.000 euros a diez bomberos expedientados y que están afiliados a USO.

 

Las críticas contra la inversión millonaria realizada en la 'torre de fuego' del parque de Bomberos de Salamanca arrecian. A pesar de las afirmaciones del equipo de Gobierno, que defiende que funciona y que cientos de profesionales de la extinción han hecho en ella su formación, el caso es que cada vez más evidencias apuntan a lo contrario. Como ya ha denunciado TRIBUNA de Salamanca, esta instalación presenta numerosos fallos casi desde que empezó a usarse, su deterioro era evidente menos de un año después de que se incorporara a la torre y ha tenido que someterse a una actuación para reparar deficiencias, algo que el euquipo de Gobierno ha reconocido en el último pleno.

 

Ahora, el sindicato al que pertenecen diez de los dieciséis bomberos sancionados ha dado su punto de vista al respeto. El delegado sindical de USO en el Ayuntamiento de Salamanca, que pertenece a la sección de los bomberos, José Ignacio Alonso, ha asegurado que, con su actual equipamiento, instalado con una inversión de 1.034.000 euros en diciembre de 2011 y subvencionada por el entonces consejero de Interior, Alfonso Fernández Mañueco, "es una instalación a base de gas que se hizo en el interior de la torre ya construída y que suele tener bastantes fallos", algo que ha sido una constante porque "desde el principio ha estado fallando". "Además del coste adicional, no funciona como debería ni como funciona en otros lugares", ha asegurado.

 

Alonso ha lamentado el cambio que se hizo para justificar esta inversión. "La torre estaba funcionando perfectamente, podían hacerse entrenamientos con fuego real, cosa que ahora no se puede porque se disparan los sistemas de seguridad", ha asegurado Alonso, bombero del parque salmantino, que describe la instalación "como una torre para hacer una película". "Para alguien que no lo ha visto nunca puede que sirva, pero para nosotros no", ha afirmado, al tiempo que asegura que "torres similares tienen un valor de 400.000 euros".

 

Por su parte, el secretario general de la Federación de Empleados Públicos de esta central, Luis Deleito, ha lamentado "la falta de cintura política preocupante" de Alfonso Fernández Mañueco en este asunto y considera que ese millón de euros invertido "va en detrimento de los servicios que se podrían haber dado". "Los ciudadanos de Salamanca han perdido un millón de euros" para que "vaya destinado a una torre que no tiene ninguna utilidad".

 

Deleito ha calificado de "sospechoso" el gasto de un millón de euros porque "resulta curioso que en una torre de bomberos se gasta un millón de euros y otros similares no pasen de 200.000". Deleito es partidario de pedir responsabilidades personales a los políticos y subsidiarias a los partidos en casos de mala gestión o corrupción.