La toma de rehenes en Francia no tiene relación con los atentados terroristas de París

La prensa local ha informado de que hombres armados se habían atrincherado en un local para huir de un control de seguridad rutinario, lo que ha disparado odas las alarmas ya que las fuerzas francesas y belgas intentan localizar al terrorista huido de París, Salá Abdeslam.

La toma de rehenes en la localidad francesa de Roubaix, cerca de la frontera con Bélgica, no estaría relacionada con los atentados perpetrados el 13 de noviembre en París, según han contado fuentes policiales a Reuters.

 

"Aparentemente no es un ataque terrorista, aparentemente es un robo", ha dicho el agente, bajo condición de anonimato. Sin embargo, las versiones siguen siendo dispares. Algunas fuentes apuntan a que se trata de un grupo que en su huida tras un robo frustrado se refugió en una casa y retuvo a la familia que estaba dentro. Otras, en cambio, señalan que la vivienda era el objeto del robo.

 

En un principio, la prensa local ha informado de que hombres armados se habían atrincherado en un local para huir de un control de seguridad rutinario, lo que ha disparado odas las alarmas ya que las fuerzas francesas y belgas intentan localizar al terrorista huido de París, Salá Abdeslam.

 

Una fuente policial ha contado a la agencia de noticias británica que los rehenes serían "un director de banco y su familia", pero desde otros medios de comunicación sostienen que solo habría dos rehenes: la pareja que habita la casa.

 

Al parecer, se han escuchado varios disparos y las fuerzas de intervención rápida, la RAID, han tomado posiciones. Los uniformados han pedido a los vecinos que permanezcan en sus casas. De momento, se desconoce si hay víctimas, aunque inicialmente se ha informado de varios heridos.