La tercera fue la buena para Aquimisa

Sam Johnson, máximo anotador del partido con 23 puntos (Foto: I. C.)

El equipo salmantino se impuso en Mieres (Asturias) tras un partido muy igualado que se rompió gracias a tres triples seguidos del equipo en el último cuarto de Pedro (2) y Austin.

FICHA DEL PARTIDO

 

60 MIERES (9+22+16+13): Martín 10, Soler 2, D. González 12, A. González 11, Menéndez 2 -cinco inicial- Bonilla 4, García 0, Blanco 6, Parada 3, Quirós 8, Álvarez 0, Syll 2.

 

77 AQUIMISA LABORATORIOS (15+16+14+32): Rubén Pérez 8, Alberto Alonso 4, Diadia Mbaye 4, Pedro de la Calle 10, Samuel Johnson 23 -cinco inicial- Juan Antón 0, César Yáñez 2, Austin Simon 22, Toño Rodríguez 4.

 

ÁRBITROS: Moreno y Martínez. Eliminados por faltas personales Toño Rodríguez y Alejandro González.

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Polideportivo de Oñón, Mieres.

 

Aquimisa Laboratorios sumó su primera victoria en la tercera jornada de Liga ante el Baloncesto Villa de Mieres.

 

El partido estuvo muy igualado desde el principio, con un equipo salmantino muy nervioso y presionado, que no lograba nunca escaparse en el marcador. Sin embargo, estaba siempre con pequeñas rentas por encima.

 

Mieres, por su parte, demostró que es un equipo duro y que en su casa será complicado de derrotar y consiguió ponerse 47-45, por primera vez por delante al finalizar el tercer cuarto tras ir por detrás durante todo el partido.

 

Los jugadores dirigidos por Óscar Núñez, lejos de mostrar miedo, reaccionaron a tiempo tirando de calidad y oficio con tres triples seguidos: dos de Pedro y uno de Austin para dar la vuelta al partido y sentenciarlo en los minutos finales. Una victoria que sabe a gloria para los salmantinos y que ya piensan en la segunda el próximo sábado en Salamanca ante el Basket Coruña.

 

VUELTA DE AUSTIN SIMON

 

La buena noticia de la tarde, además de la victoria, es la vuelta a las canchas de Austin Simon tras su lesión de pie. El norteamericano volvió a ser letal para los salmantinos y, si bien al principio se le vio algo ansioso por hacer las cosas bien que le llevaba a precipitarse, terminó siendo definitivo para la victoria de Aquimisa.

 

Sam Johnson hizo también un gran encuentro, de los mejores desde que está en Salamanca, demostrando que con el tiempo brillará también en España.